Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de junio de 2024
  • Actualizado 03:39

III CUMBRE CELAC-UE

En Bruselas, Arce pide respeto a la soberanía y fin de idea patrón-subordinado entre Europa y América

Desde la capital de Bélgica, el Presidente volvió a hacer énfasis en la necesidad de que se levanten los bloques económicos que arrastran ciertos estados latinos y del Caribe. También culpó a países desarrollados por la crisis climática.

El presidente Luis Arce, en Bruselas, como parte de la III Cumbre de la CELAC-UE. PRENSA LUCHO ARCE
El presidente Luis Arce, en Bruselas, como parte de la III Cumbre de la CELAC-UE. PRENSA LUCHO ARCE
En Bruselas, Arce pide respeto a la soberanía y fin de idea patrón-subordinado entre Europa y América

Como parte activa del plenario de la III Cumbre de la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC), que se lleva adelante en Bruselas, el presidente Luis Arce exhortó hoy martes a las naciones europeas a dejar de sostener el concepto ligado a la relación "patrón-subordinado".

También demandó que se respete la soberanía de los estados, la administración de sus recursos naturales, y ratificó su pedido de que se se terminen los bloqueos económicos que pesan aún sobre ciertos países latinos y del Caribe.

En su discurso brindado en la capital belga, el Dignatario llamó a "alcanzar la paz" entre Europa y América Latina mediante el abandono de prácticas históricas que no han trazado la equidad.

"Deseamos una América Latina y una Europa en paz, que sus pueblos alcancen la paz que el modelo capitalista no le ha podido ofrecer, abandonando prácticas que en la historia no han satisfecho una relación equitativa entre nuestras regiones. Ha llegado el momento de mirarnos a los ojos y, lejos de toda injerencia negativa y forma de relación como son las sanciones y bloqueos, atrevernos a mirarnos como socios y no como patrones y subordinados", dijo el Mandatario.

Estableció un repaso respecto a las distintas crisis que azotan al planeta, como lo son la energética, la climática y la económica. Sobre la primera, precisó que experimentamos una transición, motivo que vuelve elemental que este aspecto esté contemplado dentro de la agenda internacional.

"Abordar tal punto debe ser consensuado, debe reflejar intereses conjuntos y estar acorde a realidades de ambas regiones", expresó.

Respecto a la crisis climática, Arce identificó a las naciones industrializadas como las responsables mayores. Es por ello que las instó a alcanzar la meta de "carbono 0" para 2030.

"La crisis que amenaza con destruir la humanidad es la climática. No se trata de un simple cambio climático, sino de una crisis climática originada por los países altamente industrializado, los cuales eluden sus responsabilidades transfiriéndolos a los países en desarrollo, y al sector privado. Los países desarrollados deben asumir sus responsabilidades en la reducción de emisiones de carbono y alcanzar la meta 0 de carbono hacia 2030".

Ayer lunes, el Jefe de Estado ya dio luces respecto a su postura crítica sobre los bloqueos económicos que arrastran naciones en vías de crecimiento. 

Habló de apostar por el “diálogo sincero” con Europa a fin de “salir juntos” hacia adelante. No obstante, le recordó la importancia de los recursos naturales que posee América Latina y que serían cruciales para coadyuvar en la tarea de “salvar” al Viejo Continente.

“América Latina y el Caribe necesitan apoyarse mutuamente con Europa para salir adelante ante retos y desafíos comunes, pero para ello es imprescindible un diálogo franco y sincero, sin condiciones ni imposiciones”, manifestó en la antesala al plenario.

“Los recursos de América Latina y el Caribe pueden contribuir a salvar Europa; sin embargo, en esta otra oportunidad nuestros recursos no los vamos a regalar”, apuntó en cuanto a la postura que adopta Bolivia alrededor de sus recursos.