Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de enero de 2022
  • Actualizado 19:52

MÁS DE 2.000 NEGOCIOS ABRIRÁN SUS PUERTAS DESDE EL VIERNES

La crisis obliga a centros nocturnos a rebelarse contra las autoridades y anuncian apertura

Aseguran no temer ser procesados por las autoridades porque a nueve meses de haber cerrado sus negocios, deben seguir pagando alquileres. Por otro lado están las más de 20.000 fuentes laborales que genera el sector, en riesgo por la crisis.

La crisis obliga a centros nocturnos a rebelarse contra las autoridades y anuncian apertura

2.000 Negocios de las ciudades de La Paz y El Alto relacionados al entretenimiento, reabrirán sus puertas a partir de este viernes 20 de noviembre, tras nueve meses de haber estado paralizados indicó el vocero de esa organización David Montesinos quien puntualizó que de acuerdo con un reciente ampliado del sector, el retorno a la actividad contemplará el uso obligatorio de medidas de bioseguridad.

El dirigente señaló que presentaron a las autoridades municipales un protocolo de medidas para el retorno a la actividad. Entre ellas están la reducción  de asistencia a un 50%, designar personal para la desinfección permanente, uso de luces UV diseñados por ingenieros que permitirán que la gente esté protegida aunque no use cubre bocas.

Al margen de esas medidas, los propietarios de locales se comprometen a abrir los negocios solo hasta las 22:00 y donde “el consumo de bebidas alcohólicas será limitado”, dijo Montesinos.

Con todas esas medidas y habiendo agotado la intención de diálogo con las autoridades municipales, este viernes 20 de noviembre más de 2.000 negocios afiliados a la Federación de Propietarios de Restaurantes, Broasterías, Bares, Karaokes, Peñas, Discotecas, Licorerías, Salones de Eventos, Clubs Nocturnos, Proveedores de Cerveza, Locales de Seguros de Sopocachi, Organizadores de Eventos, Gastronómicos Eventuales y Ramas Afines al Expendio de Alimentos y/o Bebidas Alcohólicas de La Paz (Fedepro Albe L.P.) Estos restaurantes, bares, karaokes, discotecas, salones de eventos y licorerías reabrirán sus puertas, pese a la vigencia de restricciones en etapa de pos pandemia que prohíbe el funcionamiento de esas actividades.

Montesinos agregó que no temen ser procesados por las autoridades porque a nueve meses de haber cerrado sus negocios ellos deben seguir pagando alquileres. Por otro lado están las más de 20.000 fuentes laborales que genera el sector, mismas que están en riesgo por la crisis. “Vamos a tener que asumir las represalias que el alcalde quiera poner contra nosotros de una manera legal. Si así lo quiere ver, vamos a ir instancias legales”, puntualizó.

Este medio intentó comunicarse con autoridades municipales de la dirección de desarrollo económico de las comunas de El Alto y La Paz para conocer su posición respecto al anuncio de la Fedepro. Sin embargo, no hubo éxito.