Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 22:59

El discurso más "largo" de Arce no duró ni la mitad del "récord" de Evo

El Presidente usó la palabra por 2:20 horas en el hemiciclo de la Asamblea Legislativa. En 2016, el exmandatario Morales llegó a hablar por 5 horas con 47 minutos.
El expresidente Evo Morales (i) durante uno de sus discursos más largos. Del otro lado, el mandatario Luis Arce, en su mensaje presidencial más extenso. OPINIÓN
El expresidente Evo Morales (i) durante uno de sus discursos más largos. Del otro lado, el mandatario Luis Arce, en su mensaje presidencial más extenso. OPINIÓN
El discurso más "largo" de Arce no duró ni la mitad del "récord" de Evo

El de hoy fue, sin dudas, el discurso presidencial más largo en lo que va del mandato de Luis Arce en el Gobierno. El dignatario del país se dirigió a la ciudadanía para desmenuzar los pormenores de lo hecho durante sus primeros 365 días como Jefe de Estado, para lo cual dispuso de un tiempo de 2 horas con 20 minutos.

Nunca antes Arce había sido tan extenso. No obstante, la ocasión de hoy, cuando se cumple un año de gestión, fue aprovechada por el Presidente para comparar sus decisiones con las que dirigió la expresidenta Jeanine Áñez, desde noviembre de 2019 hasta noviembre de 2020.

Su informe giró alrededor de términos específicamente dedicados al gobierno interino de la mujer que ahora cumple detención preventiva, acusada por el "caso golpe".

Su mensaje comenzó luego de las 11:00 y tuvo fin a las 13:20, en la Asamblea Legislativa Plurinacional, donde las bancadas del oficialismo y la oposición generaron ruido con silbidos, silbatazos, gritos e incluso "arañazos".

EVO, CON EL RÉCORD

Si bien se trató del mensaje más largo en lo que va de la gestión de Arce, este no cubrió ni la mitad del discurso más largo que dio el expresidente Evo Morales.

En 2016, Morales dedicó nada más ni nada menos que 5 horas con 47 minutos para referirse a la "transformación de Bolivia" y a lo hecho durante una década de Gobierno, que se cumplía ese año.

Entonces batió su propio "récord", derribando así la cifra de 5 horas que databa de 2013, de acuerdo con el portal Oxígeno. En 2014, Morales dispuso de 4 horas con 38 minutos para evaluar ocho años de mandato.

51 VECES "GOBIERNO DE FACTO"

Arce concentró su discurso de hoy con el foco puesto en la gestión de Áñez. Utilizó, al menos, 51 veces la expresión "gobierno de facto" para referirse a dicho gobierno.

"Entre marzo de 2020 y el 7 de noviembre de 2020, el gobierno de facto realizó solo 195.194 pruebas para detectar el COVID19, mientras que entre el 8 de noviembre de 2020 y 31 de octubre de 2021 se alcanzaron más de 2 millones de pruebas COVID”, señaló.

“La incapacidad de manejar la crisis sanitaria del gobierno de facto, la falta de insumos médicos, medicamentos, oxígeno, pruebas PCR, personal capacitado se tradujo en cifras estremecedoras de letalidad, que a pesar de adoptar cuarentenas no avizoraba esperanza para el pueblo”, fue una de las primeras observaciones que hizo Arce.

“Desde que recuperamos la democracia, hemos mejorado el acceso a la salud.  En la actualidad tenemos  más de 5.8 millones de bolivianos protegidos por el SUS (Sistema Único de Salud)”, afirmó.

“Nuestra patria requiere que estemos con el sentir de las familias bolivianas. La economía no puede estar parada un solo día. En ese sentido, en concordancia con el mandato, haré énfasis en las mayores preocupación de la población”, dijo.

 “El gobierno de facto deterioró la relación con países como México, Cuba y China y se alineó a la política exterior de las potencias. Bolivia perdió toda presencia internacional”, dijo el mandatario.

“Quebró muchas empresas, aumentó el desempleo, se multiplicaron los pobres. Hace un año enviamos un mensaje de certidumbre al país, que día a día trabajan honestamente”, sintetizó.