Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de enero de 2021
  • Actualizado 23:03

LA NORMA LE PERMITE AL LEGISLATIVO REVISAR LOS CRÉDITOS Y DONACIONES

Diputados presiona al Gobierno con ley para mayor control y cesa una semana tras casos de COVID-19

Legisladores contrarios al Movimiento Al Socialismo (MAS) reclamaron por la paralización del proyecto de ley que destina el 10% del Presupuesto General de la Nación (PGN) al sistema de salud.

La Cámara de Diputados en sesión
La Cámara de Diputados en sesión
Diputados presiona al Gobierno con ley para mayor control y cesa una semana tras casos de COVID-19

El Legislativo abrió ayer un nuevo frente de presión sobre el Gobierno, con una ley aprobada para el "control y fiscalización" de recursos públicos provenientes de créditos o donaciones, en un momento en que surgen denuncias por el bloque en el Parlamento de cerca de 1.700 millones de dólares que incluyen préstamos de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 327 millones de dólares para atender la pandemia del coronavirus COVID-19, según EFE.

La aprobación final en la Cámara Baja, con mayoría del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, supone que ahora el Gobierno tiene que promulgar la ley o devolverla al Parlamento con observaciones.

Mientras esto sucede, en Diputados se decidió suspender por una semana las sesiones del pleno debido a que los ambientes del hemiciclo camaral serán desinfectados, luego que se confirmó que dos funcionarios dieron positivo al virus, reportó ABI.

LA NORMA La disputa comenzó por el rechazo en la Asamblea Legislativa de una norma para avalar un crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 327 millones de dólares para atender la pandemia.

El nuevo proyecto de ley señala que todo endeudamiento externo debe contar con condiciones financieras favorables para el país, en términos de tasas de interés y plazos, mismas que deberán ser autorizada previo análisis por la Asamblea Legislativa.

Otra de las partes principales de la norma incluye que el Ejecutivo debe informar a la Asamblea "sobre todas las donaciones habidas y por haber externas e internas en efectivo o en especie", en especial durante el tiempo de la pandemia por la COVID-19, además de informes trimestrales detallados en esta materia.

Uno de los focos de esta controversia tiene que ver con que si las condiciones bajo las que el Ejecutivo de la presidenta Jeanine Áñez accede a estos créditos son realmente favorables para el país o incluyen condiciones adversas, como consideran los parlamentarios del MAS.

Durante la deliberación, que duró alrededor de cinco horas, los parlamentarios masistas sostuvieron que se les quiere "obligar" a aprobar esos créditos "sin la documentación pertinente".

Esta semana, el Gobierno señaló al MAS y a Evo Morales como los promotores del bloqueo a estas normas para atender la emergencia sanitaria por motivos políticos y manifestaron que las gestiones para la aprobación del préstamo contaban con los informes de respaldo.

El FMI aclaró que el crédito no conlleva condiciones intervencionistas en la política económica boliviana, coincidiendo con la declaración del Gobierno.

SESIONES Por otro lado, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, comunicó a sus colegas de las tres fuerzas políticas que tienen representación en esa entidad legislativa, que las sesiones del pleno fueron suspendidas por una semana.

Por su parte, el diputado Grover Huanca (UD) aclaró que solo se suspenderán las sesiones plenarias y no así las reuniones de las comisiones, aunque consideró que  la medida debería ampliarse a las instalaciones donde funcionan las comisiones y comités.

El martes, se conoció que uno de los servidores públicos que trabaja en el edificio Renacimiento, en la calle Socabaya de la ciudad de La Paz, contrajo la enfermedad. Incluso, tuvo contacto con otros funcionarios y debido a eso cerraron los ambientes de dos comités para la respectiva fumigación. También, se sabe que muchos funcionarios pedían licencia porque tuvieron contacto con el denominado "paciente cero". Cuatro días después el presidente decidió suspender las sesiones.

Hace unos días, la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, confirmó que dos senadoras se contagiaron con el virus en sus regiones, una en Beni y otra en Santa Cruz, por lo que se encuentran aisladas en sus domicilios. Pese a ello, el vicepresidente de esa cámara, Omar Aguilar, dijo que  no estaba prevista la suspensión de las sesiones del pleno de esa entidad, pero que se están tomando las medidas de precaución necesarias para evitar más casos positivos. Aseguró que ambas legisladoras no tuvieron contacto con sus colegas o funcionarios. 

SALUD Entre tanto, la diputada Shirley Franco (UD), aseguró ayer que legisladores del MAS, en la Asamblea Legislativa Plurinacional, buscan paralizar el proyecto de ley que destina el 10% del Presupuesto General de la Nación (PGN) al sistema de salud.

"Creemos que hay parlamentarios que están buscándole el pelo a la leche y están paralizando y frenando un proyecto de ley que consideramos de vital importancia y mucho más en esta emergencia sanitaria", informó, citada por ABI.

Ayer concluyó, casi al mediodía, una reunión entre representantes de los ministerios de Economía, Salud y Presidencia; la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM-Bolivia); y la Comisión de Educación y Salud de la Cámara de Diputados, presidida por el diputado Franklin Flores (MAS). En el encuentro, los personeros de Gobierno defendieron los argumentos de esa ley, por la importancia de destinar mayores recursos al sector salud, sobre todo durante esta emergencia sanitaria.

Al respecto, Franco recordó que este proyecto de ley fue presentado en noviembre del año pasado al Legislativo y, a más de seis meses, recién se llevó a cabo esta reunión para instalar una mesa técnica y poder "destrabar" el tratamiento de esa norma.

Aseguró que no existe buena voluntad de esa comisión, controlada por el MAS, por lo que hizo los requerimientos correspondientes para que el pleno de Diputados analice esa ley.

"Claramente, no existe una buena voluntad, entonces que sea debatido por todos los legisladores de las tres fuerzas políticas, y aquellos diputados que no les interesa la salud, aún en emergencia sanitaria, pues que lo digan de frente y de cara a nuestro país", remarcó.

El miércoles, la presidenta Jeanine Áñez volvió a pedir a los legisladores del MAS que utilicen los dos tercios de representación que poseen en el Legislativo para aprobar esta ley.

La propuesta, una demanda que fue promovida desde hace unos cinco años por el padre Mateo Bautista, que reorienta la asignación de recursos, en favor de las inversiones y prestaciones en salud para los ciudadanos bolivianos.