Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 04:20

Diputado del MAS revela que ministros de Evo lo alababan y le hacían creer que era Dios

Basilio Velásquez cuenta que el entorno de Morales conformado por los ministros conseguían las cosas por las buenas o por las malas, y que en su último mandato directamente lo alejaron de las organizaciones sociales.
El diputado chaqueño Basilio Velásquez. Foto: ANF
El diputado chaqueño Basilio Velásquez. Foto: ANF
Diputado del MAS revela que ministros de Evo lo alababan y le hacían creer que era Dios

Basilio Velásquez es diputado por el Chaco chuquisaqueño, tras el derrocamiento de Evo Morales, líder del MAS, reveló que el entonces “entorno” conformado por los ministros del exmandatario son los responsables de la crisis que terminó en una convulsión social y política que los dejó mal parados.
El diputado cuenta que ese “entorno” no aceptaba críticas y quienes se animaban a plantearlas eran aislados y tildados de traidores, denunciados ante sus organizaciones sociales las que en un 80% fueron divididas.
Reconoce que existe división en el MAS, que tras la renuncia del expresidente se sintieron sin conducción, más aún con la decisión de varios “invitados” que al primer problema optaron por renunciar a sus curules de diputados y senadores.  


ANF: ¿Cómo van a enfrentar este momento político que atraviesa el Movimiento al Socialismo?
Diputado Basilio Velásquez: Como instrumento político vamos a seguir, a mí no me avergüenza ser del MAS, porque el MAS no es solo un partido político sino es la construcción de un instrumento político de las organizaciones sociales más pobres del país. Con este instrumento hemos identificado a todos los pueblos indígenas, las organizaciones campesinas, sectores sociales vulnerables, de ahí hemos salido.
Yo he sido dirigente, casi 16 años he estado en la vida sindical, desde dirigente de mi comunidad, luego alfabetizador, desde ahí somos dirigentes en la subcentral, en la centralía hasta llegar a la Federación Sindical Única de Campesinos de Chuquisaca.


ANF: ¿Usted es casi un fundador o un invitado?
Basilio Velásquez: Jamás invitado, hemos participado antes de que llegue el MAS, hemos estado en la organización sindical, por eso el instrumento ha sido una herramienta para llegar al poder en el país.
Pese que había una instrucción de la jefatura de bancada nacional para que todos renunciemos, yo consulte a mi sector y me dijo que ‘si renuncias no vuelves aquí, tu eres dirigente y un dirigente nunca claudica’, por eso me quedé a terminar la gestión.
Estamos aquí como un instrumento político, seguro no será fácil, hay mucha discrepancia y hay mucha división a nivel departamental y nacional. Tienen varios criterios para elegir a los actores políticos. Cuando salga la convocatoria seguro que vamos a coadyuvar a nuestras organizaciones para que se pueda llamar a los congresos y ampliados para definir de manera consensuada un candidato o candidata.
Los compañeros siempre están con el instrumento, como el partido político más grande que fuimos, ha habido diferencias desde hace rato, pero siempre prima la unidad. Estamos seguros que vamos a lograr que salga un compañero de consenso y evitar la fractura de nuestras organizaciones, siempre manejamos orgánicamente y eso hace que el MAS siga teniendo una amplia mayoría en el ámbito nacional.


ANF: ¿No cree que su bloque duro ha sido afectado?
Basilio Velásquez: No ha sido afectado, en principio se veía afectar, pero en esta transición ha habido muchos muertos esa situación ha recapacitado a nuestras organizaciones y eso ha provocado que vuelvan a las filas.


ANF: ¿La división es porque de la noche a la mañana se vieron sin conducción que estaba a cargo del presidente del MAS, Evo Morales?
Basilio Velásquez: Eso nos ha dejado mal parados y sin conducción, porque no se ha avisado, no se ha comunicado, no se ha planificado lo que iba a pasar. Se han tomado decisiones sin consultar al sector y eso ha generado una terrible molestia, muchos sectores han rechazado las renuncias de diputados y senadores, podemos entender que ellos no son sostenibles a los problemas, a cualquier problema escapan. Como invitados que vinieron esa es la debilidad que hemos tenido.
La gente ha sacado conclusiones de que los invitados que hemos traído al primer problema ya han saltado y nos han dejado desarmados. Ahora eso es una gran molestia, están muy molestos, ellos han salido de un acuerdo, de consensos, mal o bien ha habido división, pero han salido de un acuerdo, para renunciar deben ser respetuosos de los sectores y comunicar como yo hice: ‘yo les dije renuncio o no renuncio, y me dijeron que si renunciaba no retorne a mi pueblo’, por eso me he quedado.
Ellos deberían hacer lo mismo, pero han renunciado al cacho y se han perdido, por eso están muy molestos. Amerita un gran análisis, una gran discusión, ya no puede suceder esta situación, seguro se va a escoger a gente con más compromiso para asumir futuros cargos.


ANF: Ustedes advirtieron al expresidente sobre los invitados
Basilio Velásquez: Nosotros varias veces (le dijimos). He sido jefe de bancada el año pasado, un dirigente sindical habla con la verdad en la mano y no tiene miedo, yo le he dicho no haremos esto o lo otro, pero había gente en su entorno que ha llevado a esto. En el tema de Incahuasi he sido bien golpeado en Chuquisaca, yo dije que no hagamos eso, porque el padre tiene que ser buen padre para dos hijos que tienen problemas, debemos solucionar bien las cosas, pero no, agarraron y de poco no me botan por la ventana.


ANF: Al final no tuvieron el apoyo ni de Chuquisaca y menos de Santa Cruz que se movilizó tras las Elecciones Generales del 20 de octubre.
Basilio Velásquez: Perdimos en las dos partes, además fuertemente golpeados perdimos la soga y el cabrito. Y todo por no aceptar la autocrítica al interior de nosotros. Esta ha sido nuestra gran debilidad, no aceptar la autocrítica. Solo había gente que alaba y alaba y alaba y todo está bien, cuando abajo en tierra no está nada bien.


ANF: ¿Ese era el entorno del expresidente Evo Morales?
Basilio Velásquez: Ese era el entorno del expresidente Evo. Yo he visto muy de cerca la situación como lo alababan le hacían creer que era Dios, que era el tal y el cual, que no había problemas, que todo está bien y si decían lo contrario es porque (esa persona) estaba enferma o demente. Y no aceptaban la autocrítica


ANF: ¿Qué pasaba con esa gente que era autocrítica?
Basilio Velásquez: Eran totalmente aislados. Hasta a nosotros (legisladores), cuando hacía autocrítica y decía que no estaba bien, me querían botar, me querían sacar de la reunión. Había una cúpula que no permitía (que se haga críticas) y no se podía hacer nada y el Presidente creía a su entorno.


ANF: ¿El entonces presidente Evo Morales se alejó de ustedes y de las organizaciones?
Basilio Velásquez: El entorno del Presidente le gustaba conseguir lo que quería a como dé lugar, por las buenas o por las malas.
La primera gestión ha estado excelente, había coordinación. Con el Presidente nos reuníamos a solas. Cuando era dirigente de la Federación me llamaba directamente, nos reuníamos en Cochabamba me preguntaba qué necesitaba mi pueblo, cómo estaba la gestión y eso era lindo.
Pero en la segunda gestión ya empezamos a ver las divergencias, por culpa del entorno del Presidente. En esta última gestión prácticamente nos han alejado. El entorno no conseguía lo que quería, iban a las organizaciones y nos dividían, casi el 80%. No les gustaba el ejecutivo buscaban cualquier cosa para hacer pelear al sector, en nuestro sector nos han hecho pelear entre indígenas y campesinos. Les dijimos que no lo hagan, pero no hacían caso, el entorno era demasiado poderoso, prácticamente copaba estas situaciones y eso ha alejado a varias organizaciones.


ANF: ¿Por qué se callaron? ¿Por qué no pusieron límites al entorno del expresidente?
Basilio Velásquez: He sido duro algunas veces, me he peleado en el tema de Incahuasi, pero había un entorno que cuando alguien decía lo contrario, se daban la molestia de ir a nuestras organizaciones y decirles: ‘así está tu representante, así está tu diputado, se ha vendido al otro lado cuanto le habrán dado ya es traidor’. Entonces, en las comunidades nos pedían informes, nos advertían con declararnos personas no gratas, no nos dejaban participar en ampliados, nos metían en unas guerras sin límites, al contrario, no podíamos llevar ni un proyecto porque ya éramos detractores y traidores del partido.
En mi sector les informaba constantemente, les dije que este entorno nos va a liquidar, nos va a matar, por eso mi organización no me han sacado ningún pronunciamiento de desconocimiento, hemos estado bien.
Hubo un alejamiento el presidente, ya ni quería reunirse con el ejecutivo. Nos hacía llamar a las instituciones, pero no iba, se hacía la burla, todo por hacernos quedar mal por un lado y otro lado. Ha sido terrible.


ANF: ¿Cuando dice entorno a quiénes se refiere?
Basilio Velásquez: Son los ministros que tenía en su entorno, ellos, el ministro de Gobierno, Carlos Romero; el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, eran realmente terribles, manejaban, hacían y deshacían, ahí cooperaban uno y otro, el de Defensa. Parecía que se ponía de acuerdo para liquidar.
Por eso muchos diputados para no quedar mal ni bien con los ministros ni con el Presidente, se han quedado calladitos en un rincón. Pero ha sido increíble la maniobra que se hacía.


ANF: ¿De dónde vino la orden para que renuncien, fue después que Evo Morales salió asilado?
Basilio Velásquez: Si. Se fue el Presidente y había muchos diputados y senadores que renunciaron, se desarmó las directivas, entonces nos dijeron que renunciemos todos, mandan la instrucción. Yo hice consultas a mi organización.
Claro, seguro era una estrategia para dejar sin quórum a la Asamblea para que esto se derrumbe hasta el suelo.