Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de agosto de 2020
  • Actualizado 03:25

Diputada del MAS presenta Proyecto de Ley de castración química para violadores, tras crimen de niña Esther

“Hemos presentado un Proyecto de Ley a la presidencia de la Cámara de Diputados donde estamos pidiendo la modificación al artículo 308 y siguientes del código penal que establecen como medida de seguridad la castración química para violadores a menores de edad”, dijo Montaño.
Diputada del MAS, Mireya Montaño. PETER LUNA
Diputada del MAS, Mireya Montaño. PETER LUNA
Diputada del MAS presenta Proyecto de Ley de castración química para violadores, tras crimen de niña Esther

El caso de la niña Esther de nueve años que perdió la vida tras ser vejada y estrangulada el pasado fin de semana en la ciudad de El Alto  los pedidos de modificación del código penal para que los agresores sean sancionados drásticamente no solo con cárcel. En ese sentido, la diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Mireya Montaño presentó un Proyecto de Ley para que al margen de la detención se proceda con la castración química.

“Hemos presentado un Proyecto de Ley a la presidencia de la Cámara de Diputados donde estamos pidiendo la modificación al artículo 308 y siguientes del código penal que establecen como medida de seguridad la castración química para violadores a menores de edad”, dijo Montaño.

Según la legisladora, la medida no va en contra de la Constitución Política del Estado toda vez que su aplicación estaría dentro de las medidas de seguridad. El Proyecto de Ley fue presentado mediante conducto regular y deberá pasar a la comisión de educación y salud, para posteriormente ser incluido en el orden del día de las próximas sesiones plenarias.

Por su parte, la jefe de bancada del MAS en Diputados Betty Yañiquez señaló que para endurecer las sanciones y llegar a la castración química se debe modificar la constitución pero además se deben tomar en cuenta los tratados internacionales en relación a los derechos humanos, sin embargo, es necesario endurecer las sanciones para evitar nuevos casos como el de la niña Esther.