Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 04:42

El 85.7% de las mujeres rurales bolivianas trabajan en agricultura y pecuaria

La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) estableció que cada 15 de octubre, desde el 2008, se reconozca la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena.

Una mujer cultiva rosas en un vivero de Tiquipaya. DICO SOLÍS
Una mujer cultiva rosas en un vivero de Tiquipaya. DICO SOLÍS
El 85.7% de las mujeres rurales bolivianas trabajan en agricultura y pecuaria

En Bolivia, más de 2.5 millones de personas están ligadas a unidades productivas agrícolas. De acuerdo a la ONU Mujeres y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Bolivia, el 85.7% de las mujeres rurales trabajan en la agricultura y la pecuaria, cumpliendo un rol esencial en todo el proceso de producción, transformación y comercialización.

En un contexto más global, las mujeres rurales y agricultoras representan más de un cuarto de la población mundial, y casi un tercio del empleo femenino se concentra en la agricultura en el mundo. De hecho, en América Latina y el Caribe, 58 millones de mujeres viven en zonas rurales. 

“Las mujeres rurales tienen un papel crucial en la preservación del medio ambiente, debido a que dependen directamente de éste, las mujeres aprendieron a adaptarse y a responder a transformaciones sociales, físicas, químicas y biológicas que a lo largo del ciclo vital enfrentan; sin embargo, y en respuesta a los efectos del cambio climático, esta adaptación se ha vuelto más versátil y creativa”, indicó la oficial a cargo de FAO Bolivia, Rosse Noda.

Entre tanto, la jefa de la Oficina de ONU Mujeres en Bolivia, Nidya Pesantez, explicó que las mujeres rurales aún sufren discriminación, racismo sistémico y pobreza estructural. "Por reglas de herencia, desigualdades de género y normativa a veces ciega al género, tienen limitaciones para acceder a la tierra, recursos productivos, pero también a la información y a las tecnologías; y esta situación puede llegar a ser aún más compleja para las mujeres indígenas y afrodescendientes", dijo.

La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) estableció que cada 15 de octubre se celebre, desde el 2008, el Día Internacional de las Mujeres Rurales para reconocer “la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural”.

En los últimos años FAO y ONU Mujeres contribuyeron con asistencia técnica a más de 2.500 mujeres que trabajan con productos no maderables y de la agrobiodiversidad en Bolivia. El trabajo ha incidido en el empoderamiento de asociaciones productivas de mujeres rurales, el fortalecimiento de organizaciones de productoras y de cadenas de valor vinculadas a la producción de miel, frutos del bosque, como asaí, copuazú, majo y castaña, algodón de color, cañahua y quinua.