Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 22:10

Devolución de aportes es desacertada y afectará jubilación, seguros y fondos vitalicios, según analista

El pasado miércoles la Cámara de Senadores sancionó, por unanimidad, el proyecto de Ley para la Devolución Parcial o Total de Aportes a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).
Imagen referencial de una persona que cuenta dinero. ARCHIVO
Imagen referencial de una persona que cuenta dinero. ARCHIVO
Devolución de aportes es desacertada y afectará jubilación, seguros y fondos vitalicios, según analista

El analista e investigador económico César Vargas ve como una medida desacertada la Ley de Devolución Parcial o Total de Aportes a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) ya que afectará la jubilación de los ciudadanos, los seguros y los fondos vitalicios. Además, el experto afirma que esta medida es paliativa ya que no viene acompañada de un incentivo económico para generar empleo y otras oportunidades para el bolsillo de los ciudadanos.

Vargas desglosa el análisis en dos puntos ¿De dónde salen los fondos para cubrir el costo de la devolución de aportes? y ¿Cómo afecta esta medida al ciudadano?

En el primer punto, Vargas explica que los fondos serán extraídos del Tesoro General de la Nación (TGN) y de la liquidez que tienen las AFP. “El 65% de los aportes están a plazo fijo, ese dinero no se puede tocar, un 15% lo tiene el TGN y un 2% lo tiene la liquidez de las AFP. Entonces, el monto de más de 3 mil millones de bolivianos para cubrir los fondos de casi 1 millón y medio de personas saldrá del TGN y de la liquidez que tienen las Administradoras”, explica Vargas.

El segundo punto es el análisis al ciudadano, quiénes pueden beneficiarse y cómo les puede afectar en el futuro. El Legislativo sancionó en la ley tres grupos.

El primer grupo está dirigido a las personas que tienen menos de 10.000 bolivianos y que podrán sacar el 100% de sus aportes, solo si son mayores de 50 años.

“Imaginemos que una persona que ya aporta hace 1 o 2 años y puede recabar ese fondo se va a quedar sin nada, perdería su fondo vitalicio, perdería su seguro y su jubilación”, explica el experto.

El segundo grupo comprende a los ciudadanos que tienen más de 10.000 bolivianos y no sobrepasan los 100.000 bolivianos en aportes y que solamente podrán recoger el 15%. De igual forma el economista objeta esta denominación y argumenta que la mayoría de los ciudadanos usará este 15% para invertir o sacar préstamos para negocios, en primera instancia el análisis puede caer en objeciones personales, pero, “existen temas de estructura en la economía nacional que impedirán el crecimiento y el bienestar de estas inversiones”.

“Lo que estas personas harán es retirar ese 15% y como no hay fomentos para la inversión pública o privada de parte del Estado van a caer en la informalidad, van a abrir su negocio, van a caer en préstamos, etc. Por lo tanto, al igual que el primer grupo, este sector tendrá menos posibilidad de jubilarse, no tendrán un seguro público o privado ya que no pertenecerán a ese sector, hay varias deficiencias en ese aspecto”, afirmó el analista.

Finalmente, el tercer grupo es aquellos particulares que tienen más de 100.000 bolivianos, pero no tienen la edad para jubilarse. “Quizás les puede venir bien. Porque la ley dice que como mínimo se debe tener 10 años aportando, ahora si no tiene la edad para jubilarse la ley dice que debe seguir aportando, pero van a poder seguir aportando, según la ley”, aseveró Vargas.

En general, tomando en cuenta el conjunto de la población de 18 a 65 años, el analista calificó como desacertada a la Ley de Devolución y argumentó que el Estado debe brindar las condiciones económicas para que las personas en cierto punto de su vida puedan jubilarse y tener las condiciones de ser económicamente sustentables y con los beneficios correspondientes (seguro, jubilación, fondo vitalicio).

“El problema en Bolivia es que tenemos préstamos con altas tasas de interés, arriba del 10%, es decir que el ciudadano para abrir un negocio o realizar una inversión tiene que gastar mucho dinero, endeudarse, etc. No hay incentivos para la creación de empleo ni para la inversión pública o privada”, explicó Vargas.

En otros países, según el analista, los gobiernos inyectan liquidez a la economía y junto a bajas tasas de interés que oscilan entre el 1% y 2%, o los préstamos de dinero a quienes puedan generar fuentes de trabajo, las economías nacionales crecen.

El pleno de la Cámara de Senadores sancionó el pasado miércoles, por unanimidad, el proyecto de Ley para la Devolución Parcial o Total de Aportes a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y ahora se aguarda su promulgación en el Ejecutivo.

El presidente de la Cámara Alta, Andrónico Rodríguez, afirmó que las tres bancadas aprobaron la norma que beneficiará a los trabajadores que se vieron afectados durante la pandemia. 

AFECTA A LA JUBILACIÓN

Desde el Gobierno, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, reconoció ayer en el canal estatal que esta medida, en primera instancia, otorgará un monto económico que las familias bolivianas necesitan, sin embargo, en el futuro esta decisión afectará a sus fondos de jubilación, tal como lo menciona el economista.

No obstante, el titular de Economía aclaró que la devolución de aportes es una decisión personal y que debe ser analizada en base al beneficio que esta puede generar en el ciudadano.

Montenegro dijo que actualmente el proyecto de Ley ya fue aprobado por la Cámara de Diputados y de Senadores y que antes de pasar al Legislativo debe ser normada por el Ministerio, en donde se definirá el alcance de la Ley y las modalidades de pago.