Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de junio de 2024
  • Actualizado 12:18

Desastre: Beni pierde 1.5 millones de hectáreas de bosque y plantea suspender quemas por 10 años

La Gobernación analiza la declaración de zona de desastre departamental. Los municipios más afectados son Rurrenabaque, San Borja y Baures.

Incendios afectan más a San Borja./ GOBERNACIÓN BENI
Incendios afectan más a San Borja. GOBERNACIÓN BENI
Desastre: Beni pierde 1.5 millones de hectáreas de bosque y plantea suspender quemas por 10 años

La Gobernación del Beni, a través del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), reportó la pérdida de 1.5 millones de hectáreas de bosque por los incendios solo en el mes de octubre.

Además, ante la gravedad de los daños al medioambiente, planteó al Gobierno central suspender por 10 años las autorizaciones para las quemas como práctica de la producción agrícola.

El gobernador del Beni, Alejandro Unzueta, emitió un pronunciamiento evaluando los efectos del “ecocidio ambiental” y propuso dar ese plazo de 10 años para que el medioambiente se pueda recuperar, en tanto se diseñe una nueva política productiva en el sector agropecuario.

A través de un comunicado plantea la necesidad de aplicar una reingeniería de la ABT para que cumpla su rol protector de la biodiversidad. Asimismo, pide suspender la dotación de tierras en zonas boscosas, en territorios indígenas, en reservas naturales y en áreas protegidas para evitar el uso ilegal de la tierra.

Considera que el tiempo de la destrucción desenfrenada de bosques debe terminar para encarar una tarea conjunta y construir una realidad diferente frente al cambio climático, con equilibrio ambiental y social para el uso de la tierra en beneficio de las futuras generaciones.

El director departamental del COED, Wilson Ávila, explicó que el Beni tiene 19 municipios, de los cuales tres fueron declarados en desastre por la magnitud de los incendios (Rurrenabaque, San Borja y Baures), mientras que San Ignacio, Riberalta, Santa Rosa y San Javier están en emergencia.

Actualmente rige un decreto declarando emergencia departamental desde el pasado 19 octubre, motivo por el cual, el COED acudió al sistema de defensa civil para gestionar ayuda logística y económica, esto debido a que la Gobernación ya no tiene recursos económicos para atender el desastre ambiental.

El COED registró la pérdida de 1.550.000 hectáreas de bosque quemadas por más 50 mil focos de calor solo en el mes de octubre. Hasta la fecha se registran casi 1.000 focos de calor de los cuales 360 están en el municipio de San Borja, 37 en Rurrenabaque y el resto en las otras provincias.

Ávila no descartó que, en las próximas horas, el Beni se declare en zona de desastre departamental por la masiva pérdida de bosque y las consecuencias para el hábitat de miles de familias benianas.