Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 05 de octubre de 2022
  • Actualizado 14:12

Denunciante afirma que alertó verbalmente el desvío de material de salud y no fue oída

Una denuncia sobre presunto manejo irregular de insumos de parte de una funcionaria fue hecha por vecinos de su edificio. Incluyen pruebas y aseguran que están dispuestos a prestar declaración formal.
Una de las fotografías que acompaña la denuncia. CORTESÍA CARINA SALAZAR
Una de las fotografías que acompaña la denuncia. CORTESÍA CARINA SALAZAR
Denunciante afirma que alertó verbalmente el desvío de material de salud y no fue oída

Con fotografías y videos de cámaras de seguridad, vecinos del edificio Magestic denunciaron que una doctora que vive en el inmueble hizo carga y descarga constante de numerosas cajas de material de bioseguridad a su departamento.

Carina Salazar, representante de los vecinos, aseguró que hace dos semanas hizo denuncia verbal ante la secretaria de Desarrollo Humano, Judith Romero, sin recibir respuesta. OPINIÓN pidió su versión a la funcionaria, pero no respondió al ver el texto y tampoco atendió la llamada telefónica.

Mediante carta dirigida a la asambleísta Lizeth Beramendi, Salazar denunció posible venta irregular o tráfico de insumos de bioseguridad, pues las cajas que trasladaban la inquilina (de la que dio nombre completo y cédula de identidad) y su esposo llevaban etiquetas de lentes de seguridad, overoles y barbijos. Afirmó que los movimientos involucraban tanto a personas particulares, como a personas con uniformes del Servicio Departamental de Salud (SEDES) y les resultaron sospechosos considerando la escasez de los insumos en medio de la pandemia del COVID-19. La carta consigna las placas de los vehículos y las marcas de los materiales, que después reconocieron en una nota de prensa sobre los insumos almacenados en el SEDES.

Salazar pidió iniciar un proceso de fiscalización y añadió que los vecinos están dispuestos a declarar. Hace unas semanas, una doctora denunció que vivía en el edificio Magestic y que sus vecinos no la dejaban entrar a su departamento por temor a que fuera portadora de COVID-19 y pudiera contagiarlos. Se desconoce si se trata de la misma persona.

La mañana de ayer, Romero junto a la responsable de Transparencia de la Gobernación, Palmenia Rivera, iniciaron un control interno al lote de insumos médicos que llegaron esta semana a almacenes del SEDES. La acción respondió a la denuncia hecha por Beramendi el miércoles, luego de una inspección donde encontró gran cantidad de insumos que, aparentemente, están guardados hace tiempo y, presuntamente, fueron comprados con sobreprecio.