Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 20:25

Defensoría exige a la Policía informar sobre el arresto del periodista paceño en Adepcoca

El periodista Carlos Quisbert al momento de ser agredido por policías en La Paz. APG
El periodista Carlos Quisberth al momento de ser agredido por policías en La Paz. APG
Defensoría exige a la Policía informar sobre el arresto del periodista paceño en Adepcoca

La Defensoría del Pueblo lamenta la vulneración de derechos de trabajadores de la prensa y que, nuevamente, su labor se vea obstaculizada al registrarse el arresto del periodista de Página Siete, Carlos Quisberth, quien fue enmanillado y trasladado en un vehículo policial, cuando realizaba la cobertura de prensa del conflicto de la Asociación de Productores de Hoja de Coca de La Paz (Adepcoca), en la zona de Villa Fátima.

Este hecho se suma a otros dos ocurridos días atrás en Santa Cruz y Cochabamba, en el que otros dos trabajadores de la prensa, según denuncias de los gremios periodísticos y publicaciones en medios de comunicación, fueron agredidos mientras cumplían su trabajo, y se constituyen en una afectación a la labor periodística, toda vez que ésta permite mantener informada a la sociedad.

Asimismo, reprocha el uso excesivo de agentes químicos por parte de los efectivos policiales y la detonación de artefacto explosivos que afectó a la integridad física de otros dos periodistas que también realizaban la cobertura del conflicto de Adepcoca.

La Defensoría del Pueblo exige a la Policía Boliviana informar sobre el arresto del periodista de Página Siete y a resguardar sus derechos; asimismo, demanda a los efectivos policiales a respetar la labor de las y los comunicadores. La Institución Defensorial inició una investigación para identificar la vulneración de derechos del periodista Carlos Quisberth.

Asimismo, exhorta a las autoridades de Estado y a servidores públicos a garantizar la libertad de expresión, que es un derecho constitucional reconocido en instrumentos internacionales en materia de derechos humanos y ratificados por Bolivia, considerando que la labor que éstos cumplen aporta al fortalecimiento de la democracia.