Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de enero de 2021
  • Actualizado 07:39

Defensa de Cuéllar: La aprehensión es incorrecta, el General no dio orden de intervenir Sacaba

El comandante de la Guarnición de Cochabamba, el general Alfredo Cuéllar es acusado de asesinato. El Ministerio Público cambió el delito y ordenó su aprehensión. Aún no le notifican con la imputación.
El comandante de la Guarnición de Cochabamba, general Alfredo Cuéllar el momento en que fue trasladado a dependencias policiales. Captura BTV
El comandante de la Guarnición de Cochabamba, general Alfredo Cuéllar el momento en que fue trasladado a dependencias policiales. Captura BTV
Defensa de Cuéllar: La aprehensión es incorrecta, el General no dio orden de intervenir Sacaba

El abogado del comandante de la guarnición militar de Cochabamba, general Alfredo Cuéllar, aprehendido la tarde de este martes acusado de asesinato tras prestar sus declaraciones en la Fiscalía por los hechos de violencia y muerte en Sacaba, en noviembre de 2019, Edwin Paredes aseguró que la acción del Ministerio Público es incorrecta y poco clara considerando que su defendido se presentó a declarar y no dependió de él las órdenes de operativos durante los conflictos de noviembre de 2019.

El General se mantiene en dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, FELCC, en Sacaba.

Una comisión de tres fiscales de Cochabamba convocó al jefe militar para prestar declaraciones la tarde de este, pero ordenó su aprehensión señalando, según la instrucción, que "existen suficientes indicios de participación en delitos investigados en el caso Sacaba por el delito de asesinato previsto y sancionado en el Código Penal boliviano".

La audiencia de declaraciones duró tres horas y la resolución del Ministerio Público de ordenar su aprehensión sorprendió a Cuéllar y su defensa.

En comunicación con OPINIÓN, Paredes explicó: "Cuéllar es responsable de hacer un trabajo de coordinación administrativa y nada más. Los comandantes de la Séptima División, del Ejército, de las Fuerzas Armadas, de la Fuerza Aérea y Naval y comandantes de la Policía son quienes dan las órdenes de operaciones, no el general Cuéllar. Su trabajo es de coordinación y administrativo".

Dijo que se prepararán para la defensa y la audiencia de medidas cautelares en la que demostrarán que la aprehensión del General es incorrecta e irregular.

Agregó que la Fiscalía los sorprendió al cambiar la tipología de lesiones graves y gravísimas al delito de asesinato.

"Nosotros hemos presentado su declaración, el cargo que tenía cuando sucedieron los hechos y las funciones y dependencia que él cumple".

Insistió en señalar que el plan estratégico de prevención lo han hecho en coordinación con varios comandantes, incluida la Policía, pero que la orden de operaciones la emite los que están en territorio, los que van a hacer la intervención.

"Él ha recibido órdenes del Comando en Jefe general, pero un plan de prevención es diferente a una orden de operaciones. En consecuencia, nosotros consideramos que la aprehensión que han hecho es poco objetiva, toda vez que él no cumple ningún tipo de función ejecutiva, sino solo administrativa".

Señaló que espera que le notifiquen con la imputación y se preparará para la audiencia de medidas cautelares. 

“No va hablar el general, yo les voy a dar la nota”, respondió apresurado el militar que acompañaba a Cuéllar cuando salían de las instalaciones de la Fiscalía de Sacaba, en el departamento de Cochabamba.

En la audiencia, según Paredes, presentó el plan de operaciones en el que se ordena no usar armamento en esos operativos y que su defendido solo cumplió funciones administrativas, no operativas, emanadas de un decreto y del Comando General.

LOS HECHOS

En Sacaba perdieron la vida ocho personas por impactos de bala. La fuerza combinada de policías y militar cerró el paso a una columna de marchistas que pretendían llegar a la ciudad de Cochabamba en apoyo a Evo Morales, quien para entonces ya había dimitido debido al conflicto social generado por la denuncia de fraude electoral tras las elecciones de octubre de 2019.

A mediados de noviembre de 2019 -el 15-   Huayllani se convirtió en un escenario de batalla donde murieron 12 personas en la convulsión social en Bolivia que comenzó luego de las elecciones nacionales del 20 de octubre, con las denuncias de fraude y el pedido de renuncia de Evo Morales a la Presidencia. Movimientos cívicos y ciudadanos impulsaron paros y bloqueos, que duraron semanas, además hubo un motín policial. Luego, sucedió la renuncia de Morales y las cosas empeoraron, porque los productores de coca del Trópico, militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), intentaron ingresar a la ciudad.  

SU ESPOSA

El canal de televisión privado Red Uno de Cochabamba entrevistó a la esposa del general Cuéllar quien aseguró que su esposo es inocente y pidió la intervención de Derechos Humanos que "debe defender al pueblo".

Dijo que se reunió con su esposo y que él está tranquilo porque 'quien nada hace nada teme'.

"Se tiene que hacer justicia. Les pido que no se equivoquen.Vamos a asumir su defensa".

Se prevé que la imputación del Ministerio Público se emita en las próximas horas.