Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 17:13

Dan detención domiciliaria a Carrillo y cárcel a 9 cocaleros

El vocero del MAS se benefició con esta medida cautelar porque debe cuidar su salud después de haber sido sometido a un trasplante de riñón. Está prohibido de participar en movilizaciones.
El momento en que Carrillo fue detenido por la Policía. Dico Solís
El momento en que Carrillo fue detenido por la Policía. Dico Solís
Dan detención domiciliaria a Carrillo y cárcel a 9 cocaleros
El comunicador del Movimiento Al Socialismo (MAS) Marco Carrillo fue beneficiado ayer con detención domiciliaria mientras que los nueve cocaleros que participaron de las manifestaciones en Huayllani, el viernes, fueron remitidos con detención preventiva a las cárceles de El Abra y San Sebastián.

La audiencia de los imputados se realizó ayer a las 13:00 en la Estación Policial Integral (EPI) del Norte en salas distintas.

El juez cautelar Fernando Pérez estuvo a cargo del caso de Carrillo.

Beneficio
El abogado del vocero del MAS aseguró que no existe persecusión de parte del Gobierno.

Según el fiscal de Sacaba, Richard Ullaca, la autoridad encontró suficientes indicios de su participación en los conflictos y determinó, además, arraigo, dos fiadores y la presentación ante el Ministerio Público. También se prohíbe cualquier injerencia sobre organizaciones sociales y políticas.

El abogado defensor Roger Pardo aseguró que la determinación del juez de otorgarle la detención domiciliaria fue acertada ya que su cliente donó un riñón a su hijo, por lo que podría tener una descompensación en caso de estar recluido. Carrillo es investigado por los delitos de  atentados contra la seguridad del Estado y alzamiento armado.

A LA CÁRCEL

En el caso de los ocho cocaleros, Ullaca informó que tres de ellos fueron remitidos al penal de máxima seguridad El Abra y seis a San Sebastián varones. Fueron imputados por los delitos de atentados contra la  seguridad del Estado, tenencia y portación ilícita de armamento y explosivos y atentado contra miembros del Estado, este último teniendo en cuenta que existen policías heridos con bombas caseras.

El viernes pasado Cochabamba vivió una de las jornadas más violentas con el enfrentamiento que dejó un saldo de nueve personas fallecidas. Las víctimas llegaron desde la zona del Trópico de Cochabamba para participar de la manifestación que debía ser pacífica, sin embargo, la Policía decomisó armas caseras y explosivos.

Asimismo, hubo más de un centenar de personas heridas, algunas de gravedad, que fueron intervenidas quirúrgicamente en los diferentes centros médicos. También hubo 193 arrestados que fueron liberados luego de ocho horas en celdas policiales.