Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 21:26

Cuestionan edad de dirigentes universitarios; 4 van a la cárcel

Fiscalía ve una ‘tragedia premeditada’ y ‘conspiración’ en la Universidad Tomás Frías. En el MAS plantean una cumbre universitaria para debatir la autonomía tras los hechos.
Tres de los cuatro aprehendidos y sospechosos de la tragedia. APG
Tres de los cuatro aprehendidos y sospechosos de la tragedia. APG
Cuestionan edad de dirigentes universitarios; 4 van a la cárcel

La edad de los dirigentes universitarios generó polémica tras la tragedia en la Universidad Autónoma Tomás Frías (UATF), de Potosí, por la activación de una granada de gas lacrimógeno en un coliseo, lo que provocó una avalancha y la muerte de cuatro estudiantes mujeres. Y es que precisamente cuatro representantes de esta Casa Superior de Estudios, acusados de ser los autores materiales e intelectuales, de lo que se considera “conspiración” para evitar la asamblea para elecciones de la Federación Universitaria Local (FUL), fueron enviados a la cárcel de Cantumarca con detención preventiva de seis meses.

El juez Omar Cardozo, tomó esta determinación, después de seis horas de audiencia, para que se avance en la investigación. 

Los detenidos son Mauricio Q., de 26 años, alias Motín, quien es ejecutivo del Bloque de Estudiantes de la carrera de Administración de Empresas; Manfred F., de 25 años, quien, según la Policía, sería la persona que lanzó la granada de gas; Milton F., de 35 años, conocido como Licenciado; y Ariel Q., de 40 años, quien es presidente del Comité Electoral que convocó a la Asamblea. 

La imputación es por los delitos de homicidio, lesiones graves y leves, tenencia, porte y portación ilícita y tráfico ilícito de armas.

La fiscal departamental, Roxana Choque, informó que son investigados por presuntamente planificar y ejecutar la detonación de una granada de gas en un “acto premeditado” porque todo estaba planificado.

“Para nosotros los cuatro son los responsables, pero se va a convocar a otros más. La comisión de fiscales está investigando y determinaremos si hay otros posibles partícipes”, manifestó.

De ser hallados culpables, enfrentar una pena de cárcel de hasta 20 años, según el Código Penal.

Entre tanto, el comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, informó que se encontró el vehículo donde se planificó, el lunes en la madrugada, el uso de la granada y coordinar el rol de cada uno de ellos. El motorizado era del presidente del Comité Electoral. 

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, dijo el día de la tragedia que la persona que entregó la granada de gas está “plenamente identificada”. 

UNA CUMBRE

Desde el Movimiento Al Socialismo (MAS), el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, sugirió ayer, citado por Urgente.bo, la realización de una cumbre universitaria para debatir la autonomía universitaria y qué se entiende por ella y cómo se debe avanzar para evitar este tipo de tragedias. Manifestó que se debe generar un debate a todo nivel.

“Que sean los mismos estudiantes de las diferentes universidades públicas que vayan generando iniciativas que, por ejemplo, podría ser una cumbre universitaria nacional para que se debata el tema, por ejemplo, de la autonomía”, sostuvo.

Recalcó que hay que realizar ajustes por el bien de la comunidad universitaria, ya que lo que pasó en la universidad de Potosí, se debe a “apetitos personales”.

La autonomía universitaria ya fue puesta en debate el año pasado, luego de que una asamblea de estudiantes en El Alto terminó con siete fallecidos por la caída de una baranda. Ahora, el tema volvió a surgir a propósito de la tragedia de la Universidad Tomás Frías.

En medio de todo esto, surgió la polémica por la edad de los dirigentes y se denunció a muchos de ellos. Es el caso del presidente de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB), Max Mendoza, quien tiene 52 años de edad y sigue como estudiante, además de percibir un salario mensual de más de 20.000 bolivianos, que se  iguala al de un docente universitario.

Sus documentos dan cuenta de que está en segundo año de la carrera de Agronomía de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS). Ocupa este cargo desde hace más de 10 años pese a que no cumple con los requisitos como el de tener un grado académico, docente titular y otros, explicó el exdirigente de la Universidad San Francisco Xavier, Nelson Guzmán. También es acusado por tener una afinidad con el MAS y ser amigo del expresidente Evo Morales. Su poder le habría permitido suspender un congreso y seguir en el cargo pese a los plazos establecidos por normativa.

Otra denuncia es contra el máximo ejecutivo de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Álvaro Q., quien tiene más de 40 años y estaría hace más de cinco años en el cargo, además que  tendría más de 10 matrículas, dijo el exejecutivo Ismael Peralta a Urgente.bo. 

Advirtió que en los estudiantes son reelegidos en la FUL y centros por ser allegados a Mendoza.