Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 03:38

Crónica de un bochorno anunciado: cómo asambleístas masistas le cerraron la puerta al informe de Áñez

El viceministro Israel Alanoca dijo que, por norma, el informe presidencial debe ser entregado a la ALP en la sesión y no antes. Por esa razón es que junto a otros funcionarios de Estado se constituyó en la Asamblea.

La delegación presidencial se dirige a la ALP para entregar informe presidencial escrito. PETER LUNA
La delegación presidencial se dirige a la ALP para entregar informe presidencial escrito. PETER LUNA
Crónica de un bochorno anunciado: cómo asambleístas masistas le cerraron la puerta al informe de Áñez

La sesión de honor de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) estaba convocada para las 10:00 horas de este 6 de agosto; sin embargo, comenzó minutos más tarde de lo previsto. Luego de evidenciar que existía el quórum necesario de diputados y senadores en sala y de manera virtual, se dio inicio a la sesión en la que primero se entonó el himno nacional con motivo de la conmemoración de los 195 aniversario de independencia de Bolivia.

En el orden del día se tenía previsto el informe de la presidenta del Senado, Eva Copa, y posteriormente el de la presidenta transitoria, Jeanine Añez. Pero, eso era solo lo programado. No pasó así, por actos que evidencian las diferencias políticas entre el Ejecutivo y el Legislativo.

Áñez es presidenta transitoria desde noviembre de 2019, cuando Evo Morales renunció en medio de conflictos post elecciones. Entonces, ella a la cabeza del poder Ejecutivo quedó con una mayoría opositora, del Movimiento Al Socialismo (MAS), en el poder Legislativo. Estas diferencias se dejaron ver ayer, durante el Día de la Patria.

Copa brindó su informe mediante una plataforma virtual. En algunos pasajes de su intervención hubo problemas con la señal que por momentos se entrecortaba. Después de leer su informe pidió a la secretaria de la Asamblea que dé a conocer si el informe presidencial había sido enviado de forma escrita, a lo que la secretaria respondió que “no”.

Tras evidenciar que Áñez no había enviado su informe escrito, la Presidenta de la ALP determinó concluir la sesión de honor. Entretanto, en Palacio de Gobierno, la Presidenta del país daba su mensaje ante su gabinete y el mismo se difundía mediante el canal estatal.

Al terminar el informe presidencial en Palacio de Gobierno, el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Israel Alanoca, y el director de Coordinación con Movimientos Sociales, Rafael Quispe, se dirigieron hasta la Cámara de Diputados para presentar el documento escrito de la Presidenta. Pero, cuando llegaron fueron increpados por legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Los diputados que se opusieron a que la delegación presente el informe arguyeron que la sesión había terminado, y que era demasiado tarde para hacerlo. En respuesta a esa aseveración, Alanoca señaló que los legisladores del MAS sabotearon el informe que fue enviado por Áñez.

“Nos hemos constituido a la Asamblea Legislativa Plurinacional a objeto de presentar el informe de la Presidenta como es cotidiano. Es decir, ella da el informe y una vez que se acabe el mismo la Presidenta tiene que entregar el informe en escrito. Aquí podemos ver el informe con las memorias de los ministerios; sin embargo, tenemos que lamentar que los parlamentarios del MAS hayan saboteado esta sesión”, señaló Alanoca.

El Viceministro agregó que, por norma, el documento debe ser entregado a la ALP en la sesión y no antes. Por esa razón es que junto a otros funcionarios de Estado se constituyeron a la ALP para presentar el informe.

Cuando la autoridad declaraba ante los medios de comunicación fue interrumpida por los legisladores del MAS, quienes no permitieron que la delegación entregue el documento en la oficina del presidente de Diputados. Entonces se dirigieron a la Vicepresidencia de esa instancia, momento en que los funcionarios de esa oficina cerraron las puertas y ante la oposición de los diputados del partido azul, la delegación tuvo que abandonar el edificio.

Al salir de la Cámara de Diputados, el viceministro Alanoca lamentó lo sucedido y calificó el hecho de sabotaje. Enfatizó que ellos cumplieron con lo que dice la Constitución Política del Estado.

“Estábamos entrando y nos han dado con las puertas; y la luz también la han apagado cuando estaba dando la conferencia, pero, bueno, el pueblo boliviano juzgará este tema”, finalizó la autoridad.

La versión masista es diferente. La diputada del MAS Sonia Brito calificó la ausencia como un desprecio hacia esa instancia. “Lamentamos muchísimo este desprecio de la señora Añez a la Asamblea Legislativa y a la constitucionalidad del país, no nos olvidemos que el presidente debe presentar su informe ante la asamblea legislativa y ella ha decidido no hacerlo, lamentamos muchísimo esta actitud”, señaló.

La legisladora agregó que el pleno de la ALP esperaba el informe respecto a los hechos de octubre y noviembre de 2019, además de los casos de corrupción identificados al interior del Gobierno.

“Bolivia está esperando saber que ha pasado con las dos masacres de Sacaba y Senkata, con las persecuciones, presos políticos, con la situación de pandemia en la que nos encontramos, la falta de acciones en relación al COVID-19”, señaló la asambleísta.

Por un lado, la asamblea habría impedido el informe de Áñez y, por otro, en el canal estatal Bolivia TV se censuró también el mensaje emitido por la presidenta del Senado, Eva Copa.