Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 22:41

'Crimen político', 'infame': Mesa, Camacho y Tuto responden virtualmente tras sentencia de Áñez

Algunos sectores de oposición, y también desde el MAS, cuestionaron a los líderes políticos por "no haber hecho más" en defensa de la exmandataria que también enfrenta otros procesos.
 
Los líderes políticos de oposición Carlos Mesa, Luis Fernando Camacho y Jorge Tuto Quiroga.
Los líderes políticos de oposición Carlos Mesa, Luis Fernando Camacho y Jorge Tuto Quiroga.
'Crimen político', 'infame': Mesa, Camacho y Tuto responden virtualmente tras sentencia de Áñez

Tras la sentencia de 10 años de cárcel emitida contra la expresidenta Jeanine Áñez en el caso denominado “Golpe de Estado II”, los expresidentes Jorge Quiroga, Carlos Mesa y el gobernador cruceño Luis Fernando Camacho expresaron virtualmente su disgusto con la decisión de la justicia boliviana.

“Sentencia infame”, sostuvo Jorge Tuto Quiroga mediante, a través de su cuenta de Twitter.

Agregó que a Áñez le negaron un juicio de responsabilidades, violaron principio de legalidad y la procesaron dopada, ante las muestras de malestares que la exmandataria mostró en sus audiencias finales.

 

En criterio de Quiroga, a la expresidenta la condenaron por "inconstitucional", cuando en su mandato fue avalado por el Tribunal Constitucional Plurinacional, un congreso dominado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) y la comunidad internacional.

“El masismo acaba de cometer uno de los crímenes políticos más infames de la historia boliviana, al usar al sistema de justicia servil para condenar sin ninguna prueba ni delitos a una ex presidenta constitucional”, afirmó por su parte Carlos Mesa, también en redes sociales.

 

El excandidato de Comunidad Ciudadana también afirmó que con esta condena “el retroceso de la democracia y del estado de derecho es vergonzoso”.

El excandidato presidencial y actual gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, también expresó su indignación en Twitter.

"Los 21 días no fueron un golpe de Estado, fue el despertar de los ciudadanos para salvar la democracia. El abuso de la justicia masista al condenar a la expresidenta Jeanine Áñez no cambiará en nada esa verdad", escribió, quien durante los conflictos de 2019 fue uno de los principales actores políticos que denunciaron un presunto fraude electoral.

 

"La justicia actuó como brazo operativo del MAS. Organizó un proceso ficticio para desconocer la lucha legítima de todo un pueblo en contra del fraude electoral de Evo Morales", agregó mas tarde.