Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 17 de abril de 2021
  • Actualizado 23:31

COVID-19: hallan contradicciones en cifras de vacunación anticovid

Un informe reciente da cuenta que la aplicación de la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V alcanzó un 41.8% mientras que en febrero aseguraron que la cobertura fue del 100%.
La aplicación de la vacuna a una trabajadora de salud. ARCHIVO
La aplicación de la vacuna a una trabajadora de salud. ARCHIVO
COVID-19: hallan contradicciones en cifras de vacunación anticovid

La información sobre la aplicación de las vacunas anticovid en el país tiene versiones contradictorias. Las autoridades de Gobierno reportan cifras que no coinciden.

El manejo de los datos oficiales en torno a la distribución de las dosis también generó polémica. Por un lado, autoridades departamentales y trabajadores en salud alertan de una escasez mientras que desde el Ministerio de Salud rechazan esto y aseguran que las dosis están garantizadas. 

Las contradicciones están relacionadas con la vacuna rusa Sputnik V, cuyo primer lote de 20.000 dosis llegó a fines de enero y estaba destinado al personal de salud de primera línea. 

El gobierno ruso acordó con Bolivia la entrega de 5.2 millones de dosis, repartidos en envíos previstos para marzo, abril y mayo, sin embargo, se develó que surgieron retrasos.

El Fondo Ruso de Inversión garantizó la llegada de las dosis en pequeñas cantidades. No así los 1.7 millones que se acordó con el gobierno boliviano. 

El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, explicó que las mismas parten el domingo 11 de abril. Son entre 6 y 8 contenedores que llegarán en un vuelo comercial y de ahí los envíos serán “de a poco”.

Para la tercera semana de abril, se espera un lote más grande, pero aún no se precisó el número de contenedores.

INMUNIZACIÓN

Blanco aseguró ayer, según Urgente.bo, que con las Sputnik V, se inmunizó a un 41.8% y queda un 58.2%.  De la segunda dosis, Blanco explicó que solo se usó un 36.9%.

Sin embargo, el 15 de febrero, de acuerdo con un reporte de la viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Renee Castro, citada por ABI y haciendo referencia a una entrevista de El Deber, la primera fase de la inmunización fue “bastante exitosa”.

Dijo que el proceso superó el nivel de cobertura de vacunación registrado en el país, puesto que se cumplió con el uso del 100% del lote de vacunas recibidas. Incluso refirió que se empleó incluso el 10% de inmunizantes que se contemplan en el denominado factor de pérdida que suele registrarse durante la manipulación o algún acontecimiento no previsto que obliga a dejar de utilizar una parte de las dosis.

“Llegamos a cumplir el 100 por ciento y, es más, se ha usado esas dosis extras que vienen en los viales multidosis”, aseveró.

Más antes, dijo que se alcanzó el 97.7% de la cobertura prevista con el primer lote de 20.000 dosis.

“#7Departamentos alcanzaron ya el 100% de vacunación con #1eraDosis, #Chuquisaca supera el 88%, sólo nos falta #Potosí”, escribió en su cuenta de Twitter.

Con la mirada en Cuba por dosis

La escasez de vacunas obliga a pensar en alternativas mientras se prepara una queja internacional en contra de los países desarrollados porque concentran más del 80% de las vacunas.  

Bolivia acudirá a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y a todos los foros internacionales, por el monopolio en la adquisición de vacunas, anunció el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco.

Ante esta situación, diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS) plantearon que el Gobierno pueda gestionar la adquisición de las vacunas cubanas Soberana 02 o Abdala, que actualmente se encuentran en la etapa de ensayo clínico, según ERBOL.

El diputado Juanito Angulo considera que hay que seguir buscando otras alternativas y junto a su colega Renán Cabezas vieron el trabajo de Cuba en el desarrollo de las dosis. 

Creen que una vez que cumpla los estándares internacionales de salud, Bolivia debe ser uno de los primeros en hacer su requerimiento porque ese país es reconocido internacionalmente por sus investigación y formación de médicos.

De acuerdo con medios internacionales, en La Habana hay dos dosis en pleno desarrollo: Soberana 02, producida por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) y Abdala, perteneciente al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

El Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma) inició la aplicación de la segunda dosis como parte de la tercera fase del ensayo clínico.

Entre tanto, la diputada de la alianza de Comunidad Ciudadana (CC), Samantha Nogales, informó que se pidió informes de los motivos por los cuales se busca adquirir dosis de Cuba.

Desde la Asamblea también pedirán informes a los Servicios Departamentales de Salud (SEDES) sobre los mecanismos que se implementaron para la distribución.