Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de septiembre de 2020
  • Actualizado 17:08

Copa promulga Ley del Bono contra el Hambre y de Censura; Gobierno ve demagogia y fin político

El proyecto de ley del libre ejercicio de la profesión médica fue retirado por su promotor, el diputado del MAS, Franklin Flores.

Legisladores en la sesión de la Asamblea donde se promulgó dos leyes. ERBOL
Legisladores en la sesión de la Asamblea donde se promulgó dos leyes. ERBOL
Copa promulga Ley del Bono contra el Hambre y de Censura; Gobierno ve demagogia y fin político

La presidenta del Senado, Eva Copa, promulgó las leyes del Bono contra el Hambre y la que Regula los Efectos de la Censura de Ministros, tras la sesión de la Asamblea. Para el Gobierno la decisión es demagógica y solo busca fines políticos.

El 26 de agosto, la primera norma fue enviada por la presidenta Jeanine Áñez con observaciones a la Asamblea para su análisis a fin de no ingresar en contradicciones. La Mandataria envió el proyecto del Bono Salud de 500 bolivianos, pero fue rechazado por los legisladores y en su lugar está el nuevo bono de 1.000 bolivianos.

Copa declaró infundadas las observaciones del Órgano Ejecutivo que fueron analizadas por los asambleístas del MAS, PDC y UD, en la Comisión Mixta de Planificación.    

“El Bono contra el Hambre fue promulgado por mi persona ya que se rechazó las observaciones que hizo el Ejecutivo. Este saldrá de los créditos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial que suman 740 millones de dólares. Es un bono que espera la población boliviana porque muchos no pudieron salir a sus fuentes de empleos ni vender su mercadería”, dijo.

En la sesión de la comisión se determinó que las tres observaciones no tienen fundamento, ya que los créditos con los que se financiará el pago del bono no cambiarán de objetivo, que es “reponer gastos de actividades ejecutadas por la pandemia”, explicó la presidenta de esa instancia legislativa, la senadora Sonia Chiri.

Ante el informe de la comisión y después de un debate de más de tres horas, el pleno de la ALP determinó, por mayoría de los asambleístas presentes en la sesión, declarar infundadas las observaciones, por lo que la presidenta del Órgano Legislativo procedió a la promulgación.

Concluida la sesión, la senadora Eva Copa dio lectura al numeral 10 del artículo 173 de la Carta Magna, que indica que en caso de que una ley no sea promulgada u observada por la presidenta del Estado tras los diez días de ser sancionada, ésta debe ser promulgada por la presidenta de la ALP.

“Es una ley que regula el artículo 158 en su numeral 18 (de la Constitución Política del Estado) en el tema de las censuras. Si nosotros censuramos al ministro, éste tiene que ser destituido de su cargo”, precisó.

REACCIONES El Gobierno calificó como una acción política y de "demagogia electoralista" la promulgación  la Ley Contra el Hambre.

"Tenemos la sorpresa que la presidenta (del Senado) Eva Copa hizo una acción que nosotros la estamos calificando de política, primero, y dos, de demagogia electoral, porque esto no se puede hacer", indicó el viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo, Gonzalo Quiroga, en contacto con Bolivia Tv.

La autoridad afirmó que la promulgación de esa norma tiene "una serie de problemas", pues los recursos que pretende utilizar para el pago de ese bono son con los créditos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que aún no han sido aprobados por la Asamblea Legislativa.

Añadió que ambos organismos internacionales señalaron que esos fondos no pueden ser utilizados para ese objetivo.

"Hicimos la consulta para saber si podían utilizar estos fondos en esto que están queriendo hacer (el pago de bonos) y la respuesta fue absolutamente negativa y eso lo explicamos a la Asamblea", explicó la autoridad.

El 18 de agosto, la Cámara de Diputados aprobó, en sus estaciones en grande y en detalle, dos proyectos de ley de los créditos: del Banco Mundial, por $us 254.3 millones, y del BID por $us 450 millones.

El objetivo es reponer los recursos que se utilizaron en el pago de bonos sociales, la Renta Dignidad y una parte de la subvención de la tarifas de electricidad.

Quiroga dijo que el Ejecutivo analizará las posibles acciones a asumir en contra de esa actitud del Legislativo y no descartó acudir al Tribunal Constitucional Plurinacional.

Por su parte, el viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, Israel Alanoca, advirtió que la Ley que Regula los Efectos de la Censura de Ministros es "totalmente política" y solo busca "acallar" el accionar de los ministros de Estado.

Esa norma, aseguró, citado por ABI, incluso, vulnera el propio reglamento que rige el funcionamiento de las cámaras de Diputados y Senadores, que establece que las interpelaciones se deben hacer a las políticas y no a la persona (ministro).

Alanoca recordó que la Ley que Regula los Efectos de la Censura de Ministros, impulsado por la mayoría del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el Legislativo, se encuentra en revisión en el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), por lo que su reciente promulgación no cuenta con respaldo jurídico.
"Lo que persigue esta ley es acallar a los ministros, lo que pasa es que el MAS intenta convocar a interpelación a todos los ministros", alertó.

RETIRO DE LEY Por otro lado, tras reclamo de profesionales por la ley que declara que el ejercicio profesional médico sea libre, el diputado proyectista del MAS, Franklin Flores, decidió retirarlo y así suspender su tratamiento.

Los colegios médicos de La Paz y Oruro lo declararon enemigo de la salud y conminaron a que se retire, en un plazo de 48 horas, la norma.

Flores informó, según Oxígeno, que se envió una nota al Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, para retirar de tratamiento y así, dijo, evitar susceptibilidades y conflictos internos con los médicos del país.

“Queremos comunicar al pueblo boliviano, a los médicos de Bolivia, que la Comisión de Salud no tenía previsto el tratamiento de la Ley del Ejercicio Profesional Médico, ni está en agenda de esta comisión, para evitar conflictos entre médicos y evitar susceptibilidades hemos solicitado el presidente de Diputados retirar el proyecto de ley”, sostuvo.

El documento será remitido al colegio médico de Bolivia, a la Confederación Médica de Bolivia e incluso a las facultades de medicina de las universidades públicas y privadas.

“Con todo ellos no se debería generar mayor susceptibilidad, lo hemos remitido y solicitado bajo esta nota, para evitar que hayan especulaciones y susceptibilidades y conflictos internos con los médicos de Bolivia”, agregó.