Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 11:59

Copa acepta el desafío de ser candidata por la Alcaldía de El Alto

Presidenta Diputados Eva Copa
Presidenta Diputados Eva Copa
Copa acepta el desafío de ser candidata por la Alcaldía de El Alto

La presidenta del Senado Eva Copa anunció que, de haber la posibilidad de candidatear a la alcaldía de la ciudad de El Alto aceptaría el desafió.

"Mi ciudad está sufriendo tanto. Nos han llamado salvajes, nos han llamado idiotas, nos han llamado imbéciles, nos han llamado 'esta gente', nos han puesto  tantos adjetivo calificativos, raciales, discriminatorios por ser indígenas, por ser campesinos, por ser morenos y realmente me duele mucho y si tengo la oportunidad de que me puedan elegir o me puedan poner aunque sea como postulante, yo lo voy aceptar porque no voy a permitir que sigan denigrándonos a los que venimos de provincia o a los que tenemos raíces indígenas" dijo en entrevista con una casa televisiva

Copa reprochó la actitud de la actual alcaldesa Soledad Chapetón: "Nuestra alcaldesa realmente ha sido un fracaso total porque no ha sabido darle un estate quieto al señor Murillo por toda la agresión que hacen en El Alto por este gobierno de transición".

Aseguró que la actuales autoridades  menospreciaron a la gente de El Alto como si todos ellos fueran del MAS.

"A qué se refiere la señora Añez cuando dice 'esta gente' ¿qué esta gente no tiene derechos? ¿Qué esta gente por el solo hecho de pedir mejores condiciones de vida somos masistas? ¿Qué por pedir mejores condiciones de salud es masista? no señora no se equivoque. ¿Usted cree que todo El Alto es masista? ¡Por favooor!", dijo Copa.

A mediados de junio, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo anticipó que la presidenta del Senado iba a postular a burgomaestre, atribuyendo a eso el cambio de actitud, a su juicio, más radical contra la administración de Jeanine Áñez.

"Copa se comunicó con Evo Morales, quien le ofreció la candidatura a cambio de "perjudicar" al Ejecutivo.  Yo estaba contento con su trabajo hasta que recibió llamadas del 'terrorista confeso'", denunció Murillo en ese entonces.