Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 05 de julio de 2022
  • Actualizado 13:47

Conmemoración del 21F reaviva tensión entre el MAS y oposición

Activistas y plataformas fueron desalojados por la fuerza en La Paz. Afines al partido de Gobierno arrojaron piedras y huevos. En otras regiones, también se realizaron protestas.
Uno de los hechos de violencia durante el acto por el 21F en La Paz. APG
Uno de los hechos de violencia durante el acto por el 21F en La Paz. APG
Conmemoración del 21F reaviva tensión entre el MAS y oposición

La violencia vuelve y polariza aún más a la población boliviana en el marco de los actos preparados para conmemorar el 21F.

Activistas y miembros de plataformas y grupos afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) se enfrentaron ayer. 

El 21 de febrero del 2016 se llevó a cabo el referéndum constitucional, donde el 51.3% de la población se opuso a la reelección del entonces presidente Evo Morales, dijo No.

PROTESTAS

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) convocó al “Gran Mitín por la Democracia” a las 10:00 en La Paz. Los movilizados llegaron hasta las afueras del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y fueron seguidos por grupos del oficialismo que avivaron la tensión. Hubo gritos, insultos y lanzaron desde globos de agua hasta huevos, según las imágenes difundidas por diferentes medios y en redes sociales. 

Los movilizados que contaron con la presencia de la hija de la expresidenta Jeanine Áñez, se vieron obligados a desalojar el lugar, no sin antes hacer un llamado a la unidad para enfrentar a aquellos que quieren “debilitar a los perseguidos políticos”.

En medio del conflicto, Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) fue increpada, abucheada y le arrojaron huevos. Tuvo que dejar el lugar bajo resguardo policial para evitar agresiones.

“Los militantes del instrumento político pueden gritarnos, acusarnos, pero no intimidarnos”, dijo.

Por su parte, los grupos del oficialismo reclamaban a gritos por justicia y acusaban a los movilizados de ser “cómplices del golpe” y “asesinos”. La Generación Evo declaró el 21 de febrero como el “Día de la Mentira”.

Por la noche, continuaron los enfrentamientos durante varias horas en la plaza Abaroa, en La Paz, donde usaron petardos mientras la Policía intentaba evitar que la violencia pase a mayores. 

Más temprano, en el departamento de Santa Cruz, lanzaron y prendieron fuego a billetes en las puertas de la Fiscalía denunciando que “la Justicia está comprada y prostituida”.

El Comité pro Santa Cruz convocó en la noche a una gran concentración.

En Cochabamba también protestaron en la plaza Principal y recordaron que “no se permitió la dictadura de Evo y tampoco se permitirá la de Luis Arce (Presidente)”. Se declararon en estado de emergencia.

En otras regiones también se convocaron a plantones, vigilias y marchas.