Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 16 de junio de 2021
  • Actualizado 04:47

Conflicto de cocaleros se ahonda y diálogo se aleja; Policía interviene

Conflicto de cocaleros se ahonda y diálogo se  aleja; Policía interviene. APG
Conflicto de cocaleros se ahonda y diálogo se aleja; Policía interviene. APG
Conflicto de cocaleros se ahonda y diálogo se aleja; Policía interviene

El conflicto en la Asociación Departamental de Productores de Hoja de Coca (Adepcoca) La Paz ingresa a una nueva semana sin la posibilidad de que exista algún diálogo. 

Las dos dirigencias, que se atribuyen la legitimidad y legalidad, rechazan retroceder en sus posiciones y la situación se ahonda.

El sector que lidera el dirigente Armin Lluta convocó, según ERBOL, pasado el mediodía a una concentración en inmediaciones del mercado de la coca en el barrio de Villa Fátima. En ese encuentro, se ratificó el pedido de anulación de la resolución ministerial que dispone el traslado del mercado de la coca. Además, se decidió continuar con el cerco para las próximas horas con el 100% de los afiliados en la sede del Sindicato Mixto de Transportes Señor de Mayo del barrio de Kalajahuira donde funciona el mercado “paralelo” de la coca.

En ese lugar fue donde se desató en horas de la tarde un nuevo enfrentamiento entre efectivos del orden y cocaleros. Varias calles fueron bloqueadas con piedras y troncos. Los gases lacrimógenos lanzados por los uniformados llegaron a afectar incluso a los vecinos de ese barrio.

Mientras se decidía la posición en Villa Fátima, el otro grupo liderado por Elena Flores, afín al MAS, emprendió una marcha de protesta desde su sede y concluyó hasta la plaza San Francisco. Ahí se instaló una asamblea donde ratificaron que no se moverán del lugar donde funciona su mercado.

Flores dio un plazo de 10 días para que Lluta y todo su directorio entregue las oficinas de Adepcoca, ubicada en la zona de Villa Fátima, en el marco de las determinaciones judiciales (amparo constitucional) que la reconocerían como presidenta del ente sindical cocalero.

Por su lado el sector de Lluta, decidió continuar con las movilizaciones hasta que el sector de Flores pueda retroceder en su decisión de continuar con el funcionamiento de otro mercado y exigió la liberación de los dirigentes detenidos.