Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 02:41

Conflicto cocalero se agrava y Gobierno identifica a 30 incitadores de violencia

Según Cox, el conflicto  tomó “ribetes vandálicos” con el uso indiscriminado y detonación de cachorros de dinamita.
 
Adepcoca: Se reavivan los enfrentamientos a dinamitados entre Cocaleros y policías. CAPTURA DE PANTALLA
Adepcoca: Se reavivan los enfrentamientos a dinamitados entre Cocaleros y policías. CAPTURA DE PANTALLA
Conflicto cocalero se agrava y Gobierno identifica a 30 incitadores de violencia

El conflicto cocalero en La Paz tiende a agravarse sin visos de solución. En medio de una nueva jornada de fuertes enfrentamientos, al menos 30 personas fueron identificadas por el Gobierno como los presuntos incitadores a la violencia y que ocasionan incluso actos vandálicos.

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Nelson Cox, aseguró que en el sector que se moviliza se utilizan artefactos explosivos y bazucas artesanales, entre otros, que afectan los barrios de Vila Fátima y Villa El Carmen.

“Hacemos saber a la población que ya se tienen 30 personas plenamente identificadas que están en ese efecto de poder incitar, de poder propiciar, de poder generar que exista una conflictividad diaria”, afirmó.

Cox lamentó que algunos dirigentes del sector cocalero que busca retomar el mercado de la cosa llamen a la violencia y utilicen artefactos explosivos y otro tipo de armas artesanales lo que pone en riesgo a los barrios donde se suscitan los enfrentamientos.

“Estos escenarios ya constituyen una amenaza al orden público, se ha afectado a vecinos, a terceros, a un hospital, a enfermos y no se puede continuar afectando y vemos con preocupación que debe ser depuesta esta actitud”, sostuvo.

Durante la tarde de este miércoles, los vecinos –molestos por la situación– salieron de sus casas y protestaron no solo por el actuar de los cocaleros sino además por el uso indiscriminado de gases lacrimógenos que lanzaban los efectivos del orden.

Según Cox, el conflicto  tomó “ribetes vandálicos” con el uso indiscriminado y detonación de cachorros de dinamita.

Desde que comenzó el conflicto en rechazo a la dirigencia liderada por Arnold Alanes, los cocaleros y el Comité de Autodefensa decidieron persistir en las movilizaciones hasta retomar la sede del mercado de Adepcoca.