Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 14:16

Conflicto 2019: van tras Kaliman y en el MAS contradicen a Terceros

El exjefe militar de la FAB antes de ser encarcelado apuntó a exautoridades, quienes salieron a contar su “verdad”. Ahora piden investigarlo por intento de magnicidio.

El exgeneral Williams Carlos Kaliman. ARCHIVO
El excomandante de las FFAA Williams Kaliman en conferencia de prensa, en 2019. ARCHIVO
Conflicto 2019: van tras Kaliman y en el MAS contradicen a Terceros

Las declaraciones del excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Gonzalo Terceros en torno a lo sucedido durante los conflictos postelectorales de 2019, que derivaron en la renuncia del expresidente Evo Morales, siguen generando reacciones.

La Policía inició la búsqueda del excomandante de las Fuerzas Armadas (FFAA) Williams Kaliman quien rompió con su detención domiciliaria y se desconoce su paradero actual. Sobre el exjefe militar pesan dos órdenes de aprehensión y según reportes del flujo migratorio, no salió del país por ningún punto autorizado.

Entre tanto, desde el Movimiento Al Socialismo (MAS), exautoridades salieron a desmentir la versión de Terceros, quien se encuentra con detención preventiva en el penal de Palmasola, y contar “su verdad”. A partir de estos nuevos datos, pidieron investigarlo por intento de magnicidio por el incidente del helicóptero presidencial en Colquiri, el 4 de noviembre de 2019.

SIN DATOS

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Alberto Aguilar, informó que se activaron operativos de búsqueda y se coordina con el exterior para determinar si se encuentra fuera de Bolivia.

También se realizaron varios allanamientos tras evidenciar que rompió con la detención domiciliaria que debía cumplir desde septiembre de 2020. El 28 de ese mes, un juez dispuso además su arraigo y pago de Bs 50.000 en un proceso por incumplimiento de deberes, iniciado por el abogado Omar Durán por los hechos de noviembre de 2019. Por este caso tiene una orden de aprehensión.

Además, el Ministerio Público también emitió otra orden por sus actuaciones en el caso denominado golpe.

Kaliman, antes de la renuncia de Morales, leyó en conferencia de prensa, un comunicado en el que le sugería su renuncia “permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia”.

En 2019, el exjefe militar descartó un golpe y dijo que solo hizo una declaración, no sacó a soldados ni se quedó de presidente. Aseguró que evitó muertes y defendió la democracia.

CONTRADICCIONES

El exvicepresidente Álvaro García Linera reveló, citado por ABI con datos de la entrevista de Red Uno, que cuatro comandantes de las FFAA de 2019 deliberaron y redactaron al menos cuatro borradores para pedir la renuncia de Morales. Dijo que hubo deliberación política, lo que va contra la Constitución Política del Estado.

Terceros, en su declaración ante la Fiscalía, dijo que Kaliman fue el responsable de haber ordenado redactar el comunicado de manera “unilateral” porque ya sabía horas antes de que dejaría su cargo.

Por su parte, el exministro de Defensa Javier Zavaleta sostiene que hubo insubordinación en las FFAA desde antes de la renuncia del exmandatario y ahora debe asumir su responsabilidad e identificar a quienes daban las órdenes. Recordó que tripulación del avión presidencial se negó en El Alto a trasladarlo hasta Chapare y que hubo intento de secuestro.

MAGNICIDIO

Entre tanto, el ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Santa Cruz, Rolando Borda, pidió ayer, según ABI, investigar “a profundidad” a Terceros lo que considera un atentado y no un accidente en Colquiri.

“Fracasaron en su intento de eliminar a Evo (Morales). Ese es un primer paso que el general Terceros tendrá que aclarar. El pueblo necesita saber cuál era su verdadero rol, lo que ha pasado con el helicóptero”, manifestó.

El 4 de noviembre de 2019, el helicóptero presidencial sufrió un percance cuando despegaba del centro minero de Colquiri, en el departamento de La Paz. A través de un comunicado, la FAB informó entonces que “presentó una falla mecánica del motor de cola durante el despegue, motivo por el cual realizó un aterrizaje de emergencia, no se registraron daños personales”.