Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:16

Confirman diagnóstico de hipertensión y síndrome ansioso-depresivo de Áñez; esperan más estudios

TOMADA DE ERBOL
TOMADA DE ERBOL
Confirman diagnóstico de hipertensión y síndrome ansioso-depresivo de Áñez; esperan más estudios

Tras la valoración clínica a la que fue sometida este miércoles Jeanine Áñez, se confirmó que la exmandataria padece de hipertensión y síndrome ansioso-depresivo, por lo cual se le recetó mayor medicación y la realización de mayores estudios.

Áñez salió de la cárcel momentáneamente este miércoles para ser llevada al Hospital del Tórax, donde fue valorada por un cardiólogo, debido a la recomendación del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF). 

“Ha sido atendida por el cardiólogo especialista, el cual ratifica nuevamente qué la privada de liberad a Jeanine Áñez sufre de hipertensión arterial sistémica y síndrome ansioso-depresivo, en este entendido el cardiólogo ha hecho una recomendación de medicación y no habido la necesidad de ningún tipo de internación”, explicó el director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias.

La abogada de Áñez, Norka Cuellar, cuestionó el examen realizado a la exmandataria, bajo el argumento de que el IDIF había determinado una valoración cardiológica, pero solo se hizo una auscultación para recomendar estudios y subir la medicación. 

“Simplemente se le ha duplicado la medicación que está recibiendo para la hipertensión y más nada. Ha ordenado (el médico) una valoración psiquiátrica, una valoración cardiológica y un examen de sangre completo para la exmandataria. Ninguno de los tres estudios se le ha realizado el día de hoy”, dijo Cuéllar, quien recalcó que esos estudios se deben realizar.

El director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, anunció que la intención es que las pruebas para los estudios se tomen a Añez en la cárcel.

“Yo creo que el día de mañana estamos coordinando para que vengan a hacer las labores correspondientes. Entendemos también la incomodidad de la privada de libertad respecto a querer salir y sacarla para cualquier tipo de exámenes. En este entendido, lo que estamos haciendo para evitar cualquier tipo de situaciones de desmejora de su salud, es traer aquí a los laboratoristas para que puedan tomar en las pruebas correspondientes”, dijo el funcionario.

La abogada de Áñez cuestionó el anunció de Régimen Penitenciario: ”Yo no sé si tendrán la capacidad para trasladar (a la cárcel) los equipos que qué se requiere para hacerle el Eco-Doppler por ejemplo, que es uno de los estudios cardiológicos que requiere la exmandataria”.

Cuellar insistió que se cumplan los estudios como se estableció por parte del IDIF. Consideró que la auscultación que recibió este miércoles Áñez sólo fue una forma de aparentar que se cumplió esa instrucción.