Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de enero de 2021
  • Actualizado 09:09

Confederación de choferes pone en pausa el diálogo con el Gobierno y mantiene amenaza de paro

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, reprochó la actitud de la Confederación de Choferes y aseguró que ya existen acuerdos con representantes del transporte libre, cooperativizado y el sector pesado.
Uno de los puntos de bloqueo en la avenida Blanco Galindo el 12 de enero en Cochabamba.  DICO SOLÍS
Uno de los puntos de bloqueo en la avenida Blanco Galindo el 12 de enero en Cochabamba. DICO SOLÍS
Confederación de choferes pone en pausa el diálogo con el Gobierno y mantiene amenaza de paro

La Confederación de Choferes decidió poner en “cuarto intermedio” el diálogo con el Ministerio de Educación respecto a sus demandas para ampliar por seis meses el diferimiento de créditos bancarios y mantiene su amenaza de ir a un paro escalonado de 48 horas.

“No vamos a hacer nada a las prisas. Hemos pedido un cuarto intermedio, vamos a consultar a las federaciones”, aseveró el representante de la Confederación de Choferes, Ismael Fernández.

El dirigente de los choferes señaló que también esperarán ver la “voluntad” del Ministro para solucionar el conflicto y recordó que “y está en puertas un paro de 48 horas”. “Vamos a consultar a las bases” acotó.

En esa misma línea, un representante del transporte pesado también decidió abandonar el diálogo y señaló que se definirá en una reunión de su sector los pasos a seguir.

Por su parte, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, reprochó la actitud de la Confederación de Choferes y aseguró que ya existen acuerdos con representantes del transporte libre, cooperativizado y el sector pesado.

Los choferes del país cumplieron el martes 12 de enero un paro a nivel nacional exigiendo un nuevo diferimiento de seis meses para el pago de créditos bancarios y advirtieron que en caso de no atenderse sus demandas entrarían en un paro indefinido.

En las últimas horas, el ministro Montenegro explicó que un diferimiento de medio año, como exigen los choferes, no es aconsejable ni para el sistema financiero boliviano ni para los propios choferes debido a que los trámites para cualquier proceso de crédito estarían congelados por ese lapso.

En diciembre, el Gobierno promulgó el Decreto Supremo 4409 y el 5 de enero se decidió otorgar un periodo de gracia de cuatro meses para la reprogramación y/o diferimiento de créditos con cuotas diferidas. Para ello, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) emitió la Resolución ASFI 32021.