Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 21:16

OTROS DOS TRABAJADORES DE LA PRENSA EN CARANAVI SUFRIERON AGRESIONES

Condenan ataque a 3 periodistas en el Trópico y refuerzan el control

El Gobierno apunta al Movimiento Al Socialismo (MAS) por el secuestro, robo, amenazas e intento de linchamiento. El expresidente Evo Morales culpa a la actual administración.

Los periodistas rescatados aparecen en esta imagen junto al comandante de la policía de Yapacaní (Santa Cruz), Franklin Villarón. Crédito- Soledad Prado. CORTESÍA EL DEBER
Los periodistas rescatados aparecen en esta imagen junto al comandante de la policía de Yapacaní (Santa Cruz), Franklin Villarón. Crédito- Soledad Prado. CORTESÍA EL DEBER
Condenan ataque a 3 periodistas en el Trópico y refuerzan el control

El ataque a tres trabajadores de la prensa en el municipio de Entre Ríos, en el Trópico de Cochabamba, provocó la condena de diferentes sectores y la decisión del Gobierno de incrementar el contingente de policías y militares, en medio del autoencapsulamiento de esta región y para frenar los brotes de violencia.

Una cobertura periodística fue impedida por los pobladores que secuestraron, robaron, amenazaron, agredieron y hasta intentaron linchar a los periodistas de Unitel y El Deber.

“Quémenlo, quémenlo” es una frase que no será fácil de olvidar para quienes tuvieron que correr para salvar su vida y buscar protección de la Policía, mientras la turba de mototaxistas y vecinos se hacía cada vez más numerosa. Fueron minutos de terror, pero el calvario continuó con el destrozo de su vehículo y equipos de trabajo, además de una persecusión hasta Yapacaní.

Por este hecho en la zona cocalera, el Gobierno y el Movimiento Al Socialismo (MAS) con su líder, el expresidente Evo Morales, se culpan mutuamente.

"Lamentablemente el evismo opta por la violencia. Vuelan torres, secuestran periodistas y ahora hacen una ley que golpea la seguridad de las familias y apoya la violencia del dirigente", escribió en Twitter la presidenta Jeanine Áñez.

"El Gobierno de facto echa la culpa a Evo de todo lo malo que pasa en Bolivia: golpe, masacres, pandemia, contagios, hambre, incapacidad, corrupción, crisis económica, nepotismo, incertidumbre en elecciones y hasta atentado terrorista que armó y ataque a periodistas", publicó en la misma red social Morales.

El viceministro interino de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, anunció un incremento de policías y militares en el lugar "para frenar los brotes de violencia" y coronavirus. El comandante provincial de Ichilo, Franklin Villazón informó del inicio de una investigación por los ataques.

La zona del Trópico se encuentra autoencapsulada por el aumento de contagios de coronavirus.

La Asociación de Periodistas de Santa Cruz y la Federación de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba condenaron lo sucedido por ser un atentado contra la vida y la integridad, además de obstrucción a la libertad de trabajo y obstaculización a la labor de la prensa.

A este caso se suma el de otros dos periodistas agredidos físicamente en el municipio de Caranavi, en La Paz, por personas en estado de ebriedad, durante un operativo. El subgobernador Enrique Trujillo también sufrió el ataque, durante la celebración en vía pública, de los vendedores, que celebraban la inauguración de una feria de autos.

Vínculo

El Ministro de Gobierno dijo que el hecho está vinculado al destrozo de una torre de comunicación en K’ara K’ara.