Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 13:55

Compra de 170 respiradores españoles deja daño económico de Bs 15.495.230 al Estado

Foto de archivo muestra uno de los respiradores que fue entregado por el Gobierno de Áñez. APG
Foto de archivo muestra uno de los respiradores que fue entregado por el Gobierno de Áñez. APG
Compra de 170 respiradores españoles deja daño económico de Bs 15.495.230 al Estado

El secretario de la Fiscalía General del Estado, Edwin Quispe, informó ayer que a través de la Fiscalía Departamental de La Paz se concluyó con la pericia técnica sobre la funcionalidad de los 170 respiradores españoles adquiridos por el Estado boliviano durante el gobierno de Jeanine Áñez, cuyo informe establece que el respirador marca “Respira Device” tiene muchas limitaciones técnicas y no puede ser utilizado en cuidados intensivos de servicio COVID-19 o no COVID. 

A esto se suma, en el Dictamen Pericial en Auditoría Forense, que establece la existencia del daño económico de Bs 15.495.230,00, generado en desmedro del Tesoro General de la Nación (TGN) y la salud de todos los bolivianos.

“El Ministerio Público, en estricto cumplimiento a la labor constitucional de defensa de los intereses de la sociedad, dentro del caso denominado ‘Respiradores Españoles’, suscitado en la gestión 2020, viene desarrollando una labor exhaustiva de investigación que permita identificar a los responsables del manejo irregular del erario público, de beneficiarse y lucrar con el sufrimiento del pueblo boliviano”, sostuvo Quispe, citado en un boletín.

Señaló también que, entre las limitaciones técnicas identificadas en la pericia a los respiradores Respira de la empresa GPA Innova, que fueron comprados a través del intermediario IME-Consulting, se advierte que no cuentan con modos ventilatorios; no tiene ajuste o la opción trigger (sensibilidad de disparo), una característica muy importante para que el ventilador detecte varios esfuerzos inspiratorios realizados por el paciente a efectos de que el médico terapista pueda pasarlo a otro modo ventilatorio como fase de destete; no tiene visualización de medición de FIO2 (porcentaje de medición de oxígeno), aspecto fundamental para pacientes críticos; y tampoco cuenta con Blender o mezclador de oxígeno/aire comprimido medicinal, entre otros aspectos.

Quispe recalcó que se identificó a los posibles autores y se los convocará de inmediato.