Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de septiembre de 2020
  • Actualizado 16:30

Comisión dice que hubo corrupción en compra de respiradores y niega escasez de oxígeno por bloqueos

Ciro Zabala señaló que las autoridades y servidores públicos de alto rango del Órgano Ejecutivo se negaron a dar información y se encargaron de obstaculizar el proceso de investigación.
El presidente de la comisión especial, Ciro Zabala.
El presidente de la comisión especial, Ciro Zabala.
Comisión dice que hubo corrupción en compra de respiradores y niega escasez de oxígeno por bloqueos

Una comisión especial de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia (ALPB), que investiga la adquisición de respiradores, insumos y equipos médicos para la lucha contra el coronavirus estableció este miércoles que hubo un flagrante caso de corrupción en el proceso de adquisición de 170 respiradores españoles y 324 chinos, "que fueron comprados con sobreprecio por el Gobierno de transición de la presidenta, Jeanine Áñez”.

Respecto a la falta y previsión de botellones de oxígeno, la comisión determinó que este insumo empezó a escasear desde el mes de mayo pasado, por lo que se descartó que los bloqueos de caminos, convocados por la Central Obrera Boliviana (COB) en agosto, hayan sido los responsables del desabastecimiento de este insumo vital en los hospitales y centros médicos.

El presidente de la Comisión Mixta, Ciro Zabala, informó que esta instancia legislativa aprobó por más de dos tercios de votos el informe en conclusiones que determina la vulneración de las normas en vigencia y serias irregularidades en los procesos administrativos para la compra de estos respiradores, documento que será remitido al pleno de la ALP para su respectiva conformidad.

"Hemos concluido que se han cometido muchas vulneraciones a la ley y, además, han sido apañadas por alteraciones de los precios en los procesos (de adquisición), lo que lleva a actos de corrupción flagrantes y muy claros. Es la demostración que ha hecho la Comisión Mixta de Investigación", declaró el senador Zabala a los medios de prensa.

En ese marco, el legislador señaló que las autoridades y servidores públicos de alto rango del Órgano Ejecutivo se negaron a dar información y se encargaron de obstaculizar el proceso de investigación realizado por la comisión de la ALP, por lo que el Ministerio Público y la Contraloría General del Estado serán las instancias encargadas de realizar las indagaciones para determinar los procesos penales, administrativos y las sanciones contra los responsables intelectuales y materiales de este bullado caso de corrupción.

Zabala señaló, también, que se investigó la provisión de insumos y equipos médicos a la Caja Nacional de Salud (CNS), "donde se estableció que la mayoría de las compras fueron realizadas con sobreprecio mediante un amañado proceso administrativo en plena pandemia de la COVID-19, que causó el fallecimiento de más de 7.400 personas en el territorio nacional".

"Nos ha llamado la atención que personal subalterno de algunas instituciones del Gobierno transitorio entregaba, a nombre del Gobierno, compras que habían realizado en función de la pandemia, por ejemplo, quinua; y la entrega era a partir del Ministerio de la Presidencia y cuando hemos querido recabar y tener información de los procedimientos legales nos la negaron. No cualquier persona puede entregar un equipo o hacer la compra o las especificaciones técnicas, estas son acciones dentro de marcos legales y tienen que estar ubicadas en el SICOES", dijo.

Respecto a la falta y previsión de botellones de oxígeno, la Comisión Mixta de Investigación determinó que este insumo empezó a escasear desde el mes de mayo pasado, por lo que se descartó que los bloqueos de caminos, convocados por la Central Obrera Boliviana (COB) en agosto, hayan sido los responsables del desabastecimiento de este insumo vital en los hospitales y centros médicos.