Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de julio de 2020
  • Actualizado 17:11

COCHABAMBA TUVO SU MÁXIMO REGISTRO HASTA AHORA CON 19 DECESOS

COVID-19: día de luto en Bolivia con 57 fallecidos, la cifra más alta en tres meses

El coronavirus COVID-19 ya se llevó a 1.071 personas del país y hay 32.125 contagiados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la pandemia está lejos de haber terminado e incluso se acelera.

Reporte diario
Reporte diario
COVID-19: día de luto en Bolivia con 57 fallecidos, la cifra más alta en tres meses

Bolivia llora a 57 nuevas víctimas fatales de la pandemia del coronavirus COVID-19, la cifra más alta desde que se registraron los tres primeros fallecidos, el 29 de marzo, es decir hace tres meses. El total asciende a 1.071.

Cochabamba también vivió un día de luto y récord para el registro histórico con 19 decesos. Se sumaron 19 de Santa Cruz, 7 de Beni, 6 de La Paz, 3 de Oruro, 2 de Tarija, y 1 de Chuquisaca.

El segundo dato que refleja el nivel de mortalidad fue el 22 de junio con 47 decesos en el país.

El Ministerio de Salud también informó ayer de 601 nuevos contagios en el país, lo que elevó a 32.125 la cifra total de personas afectadas por esa enfermedad, mientras que el número de pacientes recuperados alcanza a 8.928.

De acuerdo con el reporte oficial, de las 32.125 personas infectadas con el coronavirus, 22.126 son considerados casos activos.

Santa Cruz reportó 338 nuevos pacientes, La Paz 85, Tarija 59, Beni 34, Cochabamba 33, Potosí 23, Oruro 21, Chuquisaca 7 y Pando 1. Con las nuevas cifras, el número acumulado de contagios por departamentos es Santa Cruz 18.211, Beni 4.075, Cochabamba 3.501, La Paz 2.967, Oruro 899, Potosí 664, Chuquisaca 644, Tarija 596 y Pando 568.

En tanto, las pruebas negativas llegan a 41.147 y se contabilizaron 3.926 casos sospechosos cuyos resultados se esperan para los próximos días.

PREOCUPACIÓN El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), TedrosAdhanom Ghebreyesus, indicó que la pandemia del COVID-19 está lejos de haber terminado e incluso se acelera.

 “Todos tenemos ganas de que acabe. Todos queremos seguir con nuestras vidas, pero la dura realidad es que estamos lejos de que termine”, sostuvo, según Oxígeno.

Asimismo, indicó que hoy se cumplen seis meses desde que la Organización recibiera los primeros informes sobre casos de neumonía en China.

“Hace seis meses ninguno de nosotros hubiera imaginado cómo nuestro mundo y nuestras vidas se verían trastocados. Hemos perdido ya muchas cosas, pero no podemos perder la esperanza”, dijo.

Además, indicó que una vacuna será una herramienta importante para combatir los contagios por COVID-19. Exhortó a los gobiernos a hacer tests, rastreo, aislar y poner en cuarentena a los casos.

Hasta la fecha el coronavirus quitó la vida de al menos 500.000 personas y se registraron más de 10.000 millones de contagios en todo el mundo.

APOYO INTERNACIONAL Entre tanto, la Organización de Naciones Unidas (ONU), a través de su oficina de coordinación residente en Bolivia, anunció, según ABI, que apoyará a Bolivia en la habilitación de nuevos centros para recuperación para pacientes leves.
De acuerdo con un reporte de prensa divulgado por esta organización internacional, esta iniciativa se ejecutará a partir de fondos otorgados por el Banco Mundial (BM).

El plan también está vinculado con el fortalecimiento de los centros de recuperación y será aplicado por las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS); el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

"Estos centros de recuperación constituyen una de las principales respuestas a la pandemia y complementan la estrategia de vigilancia comunitaria que lidera el Ministerio de Salud, con brigadas médicas que recorren las comunidades con el objetivo de detectar casos positivos, así como proporcionar asistencia médica y medicamentos", señala ONU-Bolivia. 

Además, las brigadas ofrecen a las personas afectadas por el virus la oportunidad de recuperación dentro de esos centros "con lo cual se busca frenar la transmisibilidad de COVID-19 y mitigar el efecto de la pandemia en el país".

FONDOS El apoyo es posible gracias a los 1.5 millones de dólares del Pandemic Emergency Financing Facility (PEF) del Banco Mundial, diseñado como una fuente adicional de financiamiento global para ayudar a los países a enfrentar brotes epidémicos de gran escala.

En el caso de Bolivia, los fondos del PEF, administrados por el Sistema de Naciones Unidas, apoyarán el funcionamiento de centros de recuperación para aislar y cortar la cadena de transmisión del virus, capacitar a los trabajadores de salud y mantener la prestación de servicios esenciales de salud a personas afectadas por COVID-19.

El plan tiene una especial atención a las áreas con las poblaciones más vulnerables, particularmente mujeres, personas de la tercera edad, niñas, niños y adolescentes, entre otros.

MECANISMOS La OPS/OMS actuará como la agencia especializada de apoyo técnico integral al Gobierno para determinar los protocolos de actuación en los centros de recuperación, capacitar al personal y apoyar en acciones de comunicación de riesgo.

El PMA proveerá alimentos basados en raciones nutricionales estándar, menaje e insumos de cocina velando por la inocuidad y asegurando la alimentación, y nutrición adecuada de las personas afectadas.
Unicef velará para que niños, niñas y adolescentes enfermos por COVID-19 reciban protección y atención de salud oportuna y proveerá suministros para asegurar las medidas de higiene, saneamiento y lavado de manos para la prevención de la pandemia.