Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 10 de julio de 2020
  • Actualizado 11:27

EL ENTE MATRIZ DE LOS TRABAJADORES PIDE AL GOBIERNO ANALIZAR LA SITUACIÓN ECONÓMICA

COB plantea volver a pagar los bonos; otros sectores piden una canasta familiar

La Central Obrera Boliviana, los gastrónomos que trabajan de forma eventual y los músicos se pronunciaron ante la falta de recursos y las medidas de restricción en esta cuarentena.

El cobro de bonos en el Banco Prodem. DICO SOLÍS
El cobro de bonos en el Banco Prodem. DICO SOLÍS
COB plantea volver a pagar los bonos; otros sectores piden una canasta familiar

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, sugirió ayer que el Gobierno analice la posibilidad de seguir pagando bonos a la población, debido a que existen sectores cuya reactivación económica tardará debido a la pandemia y la cuarentena.

Los trabajadores eventuales del rubro de gastronomía y los músicos coincidieron en la falta de recursos por lo que solicitan una canasta familiar. Más antes ya se pronunciaron otros sectores como el de los carpinteros, en Cochabamba.

Según Guarachi, el Bono Universal y el Bono Familia, deben volver a pagarse. Argumentó que la población ahora no está sufriendo solamente por la enfermedad de la pandemia, sino también por la comida, puesto que ya ha acabado todos sus recursos en estos más de dos meses.

Dijo que recién se está hablando de volver a operaciones en el aparato productivo y que, en ese marco, pretender que se reestablezca la economía no es una cuestión de tres meses, sino de más tiempo.

Anunció que también se harán representaciones para que el diferimiento ampliado de créditos, que emitió el Gobierno, también incluya a los trabajadores asalariados.

Justificó que entre los asalariados hay muchos afectados por despidos masivos, pero también reducción de ingresos o solo perciben la remuneración mínima.

EMERGENCIA Entre tanto, los trabajadores eventuales del rubro de la gastronomía pidieron que los distintos niveles de Gobierno los ayuden a sobrellevar esta situación.

Por ello solicitaron al Gobierno central un bono y a los gobiernos municipales y al departamental que se les dote de la canasta básica familiar.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Gastronómicos Eventuales de La Paz, Nicolás Lizares, explicó que realizaban sus labores en eventos de fin de semana, incluso en festividades familiares en algunas provincias, pero ahora con la cuarentena dinámica son uno de los pocos sectores que no pueden trabajar.

Esta entidad está compuesta por garzones, cocineros, bármanes y coperos, entre otros.

“Lamentablemente nos estamos viendo en la extrema necesidad de pedir colaboraciones”, manifestaron

Apelaron también al Ministerio de Culturas y Turismo, a los asambleístas y a la Gobernación de La Paz para que puedan ayudarlos.

Ya en abril pidieron víveres y ayuda al Gobierno. Desean además que se les pueda facilitar préstamos para emprender nuevos empleos así como capacitaciones.

La Confederación Nacional de Artistas y Músicos de Bolivia (Conamprobol) se sumó al pedido, el fin de semana, a través de su dirigente Olivia López.

Explicó que el Ministerio de Culturas debe reinvertir los recursos que ya existen de un fondo social para que el sector “damnificado” por la cuarentena pueda sobrellevar la situación y “por lo menos” alimentarse.

“Nosotros, alguna vez queremos molestar al Gobierno para que nos ayude con esta situación de colaborar a esta gente damnificada, por lo menos con la alimentación”, expresó López. 

La representante recordó, según les informó el Ministerio de Culturas, existe al menos 5 millones de bolivianos para favorecer al sector de un fondo social del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el fomento a la cultura.

Pidió que ese monto de dinero se reinvierta con fin social, en comprar el trabajo artístico de los afiliados. Señaló que así el Ministerio podría disponer de la producción discográfica y audiovisual de los afiliados.

Estimó que los afectados por la paralización de actividades culturales son aproximadamente 10.000  músicos.

Recordó asimismo que existen algunas limitaciones para los bonos y que en muchos lugares no se dotó de la canasta familiar.