Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de julio de 2020
  • Actualizado 10:40

Seis ciudades capitales se mantienen en riesgo alto; tres están con medidas flexibles

En Cochabamba, los municipios de Tiquipaya y Shinahota subieron de categoría por el incremento de casos. Entre Ríos se encuentra entre los 10 con mayor riesgo.

El servicio de transporte en Cochabamba con personas que no respetan las medidas de bioseguridad. DICO SOLÍS
El servicio de transporte en Cochabamba con personas que no respetan las medidas de bioseguridad. DICO SOLÍS
Seis ciudades capitales se mantienen en riesgo alto; tres están con medidas flexibles

El Índice de Riesgo Municipal del Coronavirus de esta semana reveló que las seis ciudades capitales del país se mantienen en riesgo alto y tres de ellas son aquellas en las que se implementaron medidas flexibles y reanudaron el transporte y el comercio, principalmente. Se trata de La Paz, Cochabamba y Oruro, este último que se encontraba en riesgo medio, pero subió de categoría.

Santa Cruz, Tarija y Trinidad (Beni) decidieron, desde la semana pasada, continuar con la cuarentena estricta ante el incremento de casos y analizar un retorno a la normalidad de forma gradual.

Entretanto, Sucre (Chuquisaca), Potosí (Potosí) y Cobija (Pando) están en la categoría de riesgo medio.

El Ministerio de Salud publicó su quinto reporte en el que señala que de 62 municipios que se encontraban en la categoría de alto riesgo ahora bajaron a 59 que tienen mayores posibilidades de contagio, de los 339 que hay en el país. En riesgo medio están 167 municipios y en moderado 113.

En otro de sus cuadros muestra que 14 municipios pasaron de riesgo alto a medio; 10 subieron de medio a alto; 1 cambió de medio a moderado; y 1 pasó de moderado a medio. Asimismo, 313 conservaron su clasificación.

Santa Cruz encabeza la lista con 27 municipios en riesgo alto; le sigue Cochababmba con 14; La Paz tiene 9; Beni 4; Tarija 3 y Oruro 2.

Los municipios en riesgo alto del departamento de Santa Cruz son Moro Moro, San Pedro, Porongo, Montero, Portachuelo, Colpa Belgica, San Julian, Cotoca, San José de Chiquitos, Ascención de Guarayos, Santa Cruz de la Sierra, El Torno, Mineros, La Guardia, Yapacaní, Camiri, Fernández Alonso, Okinawa Uno, Gral. Saavedra, Samaipata, Warnes, San Carlos, Pailón, Concepción, Cuatro Cañadas, Cabezas y Mairana.
En Beni se encuentran en riesgo alto los municipios Trinidad, Guayaramerín, Santa Ana de Yacuma y Riberalta.
En Tarija se encuentran en riesgo alto los municipios Yacuiba, Tarija y Villamontes.
En Oruro está en riesgo alto Eucaliptus y Oruro.
Mientras que el departamento de Chuquisaca no tienen ningún municipio en riesgo alto, y  los municipios Sucre y Monteagudo están en la categoría de riesgo medio.
Potosí registra sólo tres municipios en riesgo medio, Llallagua, Potosí y Villazón, mientras que sus otros 37 municipios están en riesgo moderado.
Pando no tiene ningún municipio en riesgo alto, pero se encuentran con riesgo medio los municipios Cobija y Bolpebra.
 

COCHABAMBA Los municipios en riesgo alto son Entre Ríos, Tiquipaya, Cochabamba, Puerto Villarroel, Quillacollo, Chimoré, Sacaba, Colomi, Vinto, Tarata, Colcapirhua, Shinahota, Sipe Sipe y Arani.

En el caso de Tiquipaya y Shinahota pasaron de riesgo medio alto por la propagación del virus de manera significativa.

En el caso de Vacas, Villa Tunari y Punata bajaron de la categoría más alta a la mediana porque presentaron mejoras importantes para reducir o mantener la propagación del virus, lo que los hace menos riesgosos.

Entre los 10 que tienen la tasa de incidencia más alta en el país está el municipio de Entre Ríos, en cuarto lugar por detrás de Trinidad, Guayaramerín, en el departamento de Beni, y Viacha en La Paz. Atrás se encuentran cinco municipios de Santa Cruz como son Moro Moro, San Pedro, Porongo, Montero, Portachuelo y Colpa Bélgica.
 

LA PAZ En el departamento de La Paz se encuentran en riesgo alto los municipios Viacha, La Paz, El Alto, Umala, Laja, Pucarani, Mecapaca, Achocalla y Palca.
Tras conocer estos datos, el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de La Paz pidió al Ministerio de Trabajo que se disponga una jornada de trabajo de solo siete de la mañana a tres de la tarde, con el objetivo de evitar congestionamientos.

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, parte del COED, explicó que se toma esa decisión debido a que se ha observado aglomeraciones de gente y vulneración a las normas de bioseguridad, alrededor de las 6 de la tarde que es el tiempo tope para la circulación de vehículos y personas.

“Queremos solicitar al Ministerio de Trabajo que la jornada laboral empiece a las siete de la mañana y acabé a las tres de la tarde, de tal manera que la gente tenga tiempo de replegarse sus casas hasta antes de las seis, y no como está ocurriendo ahora que a las 5:30 a seis de la tarde tenemos grandes aglomeraciones”, dijo.