Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 07 de diciembre de 2019
  • Actualizado 01:21

Cisternas y camiones con garrafas de GLP salen de Senkata rumbo a La Paz

Organizaciones sociales afines al exmandatario Evo Morales mantenían el bloqueo a la planta de YPFB como medida de presión en contra de Áñez.

Covoy de cisternas llega a Senkata. cortesía de La Razón.
Covoy de cisternas llega a Senkata. cortesía de La Razón.
Cisternas y camiones con garrafas de GLP salen de Senkata rumbo a La Paz

Cisternas y camiones con garrafas de gas salieron el martes de la planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en Senkata con un fuerte resguardo policial rumbo a la ciudad de La Paz, para normalizar el suministro de combustible y GLP.

Previamente, se utilizó maquinaria pesada para tapar las zanjas que abrieron los vecinos en la zona, quienes mantienen su protesta en contra del mandato transitorio de la presidenta Jeanine Áñez.

"Tenemos entendido que (el desbloqueo) ha estado pacífico en su gran parte y hemos encontrado algunos grupitos que están intentando evitar que continúe el operativo. Pedimos a la población serenidad y apoyo. En este momento no hay ningún tipo de instrucción de generar algún tipo de violencia", dijo el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora a radio Panamericana.

Organizaciones sociales afines al exmandatario Evo Morales mantenían el bloqueo a la planta de YPFB como medida de presión en contra de Áñez, a pesar que garantizó que ese municipio no sufrirá ningún perjuicio durante el periodo de transición y la celebración de nuevas elecciones.

"Estamos listos para distribuir y normalizar todo el abastecimiento de combustibles en el momento que nos den una pequeña vía de acceso para poder hacerlo, estamos listos", dijo Zamora antes del operativo en Senkata.

El desabastecimiento de combustibles ocasionó largas filas de vecinos con garrafas de GLP y de vehículos en los surtidores.