Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 07 de julio de 2022
  • Actualizado 11:49

Chile insiste en usar el Silala sin pagar y presagia que Bolivia querrá “minimizar” fallo

La audiencia en el tribunal de la CIJ en la que Bolivia presenta los alegatos sobre el Silala.        EFE
La audiencia en el tribunal de la CIJ en la que Bolivia presenta los alegatos sobre el Silala. EFE
Chile insiste en usar el Silala sin pagar y presagia que Bolivia querrá “minimizar” fallo

En la segunda ronda de los alegatos orales presentados por Chile en La Haya, el país trasandino pidió a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) tener un uso “razonable y equitativo” de todas las aguas del Silala sin pagar una compensación por su uso pasado o futuro.

Laurence Boisson de Chazournes, profesora de derecho internacional de la Universidad de Ginebra y directora del programa de Magister en Derecho sobre Resolución de Controversias Internacionales, afirmó que “la solicitud de Chile de que se reconozca que los usos actuales de las aguas del Silala se ajuste al principio de utilización equitativa y razonable, no prejuzga en modo alguno los usos futuros de las aguas del Silala por parte de Bolivia”.

“La solicitud de Chile se basa en el reconocimiento de su derecho al uso equitativo y razonable de las aguas del Silala y Chile ha dejado muy claro que Bolivia también goza de ese derecho”, expuso.

"MINIMIZAR"

La agente de Chile y subsecretaria de Relaciones Exteriores, Ximena Fuentes, en su intervención, explicó que se recurrió a la Corte de La Haya porque “ha resultado imposible poner fin al diferendo por medio de un acuerdo”.

“En el contexto específico de las relaciones entre Chile y Bolivia, este tipo de diferendo entraña una posibilidad probada de agravamiento y, por lo tanto, un fallo de la Corte Internacional de Justicia debiera ser bienvenido, no evitado ni minimizado, como parece querer Bolivia”, aseveró.

Asimismo, la agente chilena detalló que ambos países comparten 16 cursos de agua, principalmente en la zona de Atacama, caracterizada por su aridez, y dijo que pese a ello “la cooperación no ha sido fácil”.

La subsecretaria insistió en el llamado a que la Corte confirme que el río “es un curso de agua internacional, cuyo uso se rige por el derecho internacional consuetudinario”.

“Bolivia no aporta una respuesta coherente a las cuestiones suscitadas”, afirmó la agente.

La audiencia en la CIJ continuará este martes y será el turno de Bolivia de presentar su segunda ronda de alegatos.