Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de enero de 2021
  • Actualizado 21:02

Chapetón llora en medio de una protesta al recordar la quema de la Alcaldía en 2016

OPINIÓN buscó a Claudia Bilbao representante de las empresas constructoras quien dijo que el GAMEA adeuda a su sector al menos 60 millones de bolivianos.

La protesta de obreros de empresas constructoras en la inauguracion de La casa Municipal de El Alto. Peter Luna
La protesta de obreros de empresas constructoras en la inauguracion de La casa Municipal de El Alto. Peter Luna
Chapetón llora en medio de una protesta al recordar la quema de la Alcaldía en 2016

La noche del pasado miércoles, después de siete años de construcción, el Gobierno Autónomo Municipal de El Alto (GAMEA), inauguró la obra denominada en principio Jacha Uta (casa grande) iniciada en la gestión de su antecesor Edgar Patana (MAS) y ahora bautizada por Soledad Chapetón como “La Casa Municipal”.

La obra está ubicada en la zona Libertad del distrito 4 de esa urbe, donde asistieron dirigentes vecinales, funcionarios municipales y vecinos del lugar. La actividad se desarrollaba de acuerdo a lo planificado, sin embargo, una protesta inesperada rompió protocolo.

Un grupo de trabajadores de empresas constructoras con carteles en mano protestaron, mientras la Alcaldesa hacía uso de la palabra, los obreros gritaban: ¡“Que nos paguen, que nos paguen!”, a lo que Chapetón respondió con un saludo: “Gracias a todos y cada uno de ustedes por los piropos de nuestros compañeros obreros de las empresas privadas, también un saludo especial a cada uno de ellos”, dijo la autoridad que minutos después rompió en llanto.

La autoridad recordó que a lo largo de su gestión municipal tuvieron muchos tropiezos atribuidos a sus adversarios políticos, entre ellos el incendio de las oficinas del despacho municipal en febrero de 2016 donde murieron seis funcionarios “pese a todos esos problemas estamos aquí, firmes”, dijo en medio de llanto.

OPINIÓN buscó a Claudia Bilbao representante de las empresas constructoras quien dijo a este medio que el GAMEA adeuda a su sector al menos 60 millones de bolivianos. “Como asociación de constructoras estamos muy preocupados, la Alcaldesa tiene una deuda de 60 millones con nosotros y no quieren cumplir las deudas, nos dan largas, los compañeros están realmente molestos”, dijo.

Según Bilbao, desde hace varios meses vienen solicitando el pago por obras concluidas, sin embargo, no son escuchados por el ejecutivo municipal, en ese sentido este miércoles protestaron durante el acto de inauguración de La Casa Municipal, según la dirigente, el municipio arguye que los recursos presupuestados al pago a las constructoras fue  destinado a la atención de la pandemia aspecto que no es aceptado por ese sector, por lo que no descartan tomar otras medidas.

La primera autoridad de El Alto al finalizar su discurso de inauguración de la obra se comprometió a saldar las deudas con las empresas constructoras una vez que se consolide el ajustado tres de esta gestión y se pueda tener acceso a recursos económicos.