Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 02 de marzo de 2021
  • Actualizado 10:36

CEPB e industriales rechazan la ampliación de plazos para pagar los créditos bancarios diferidos

"La determinación motivada por la presión de un sector, produce el corte del flujo de recursos y debilita la moral de pago construida en décadas, poniendo en riesgo la estabilidad de todo el sistema financiero".
CEPB e industriales rechazan la ampliación de plazos para pagar los créditos bancarios diferidos

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) y la Cámara Nacional de Industrias (CNI), por separado, expresaron su preocupación y rechazo al acuerdo firmado entre el Gobierno y parte del transporte para ampliar una vez más y por otros seis meses los plazos para pagar los créditos bancarios diferidos.

"La determinación motivada por la presión de un sector, produce el corte del flujo de recursos y debilita la moral de pago construida en décadas, poniendo en riesgo la estabilidad de todo el sistema financiero", advirtió la CEPB al respecto.

Los empresarios privados, asimismo, señalan que el nuevo diferimiento para el pago de créditos provocará que las entidades financieras afronten "dificultades para otorgar nuevos préstamos y, eventualmente, tendrán problemas para realizar sus operaciones, lo que a su vez puede atrasar aún más la recuperación económica que el país requiere para salir de la crisis que hoy enfrentamos".

"Decisiones como las tomadas por el Gobierno en este tema, pueden derivar en el debilitamiento de la institucionalidad económica y la afectación de la confianza del público. Asimismo, la señal que envían las autoridades, que cedieron en una exigencia que inicialmente habían rechazado por los riesgos que conlleva, es que la presión genera resultados, de modo que este desenlace tiene el potencial de extenderse a otros sectores, afectando seriamente los balances de la intermediación financiera", señala la CEPB.

Asimismo, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia demanda al Gobierno Nacional "justicia, equilibrio y responsabilidad en la distribución de las cargas y consecuencias de esta pandemia".

"Como empresarios, entendemos la situación crítica de todos los sectores, pero también sabemos que la búsqueda de soluciones debe ser un factor de unidad y no de división ni de medidas desequilibradas que por favorecer a unos perjudica a otros", añade la CEPB.

Por su parte, la Cámara Nacional de Industrias también expresó su preocupación por la decisión gubernamentalde ampliar los plazos para el pago de los créditos bancarios diferidos y advierte que tal determinación "genera un ambiente de alta incertidumbre, desequilibrio financiero y deterioro del clima de negocios en Bolivia".

"Esta decisión gubernamental aprobada ralentizará aún más las actividades económicas por el impacto negativo en el rol de intermediación de las entidades financieras, advirtiéndose un deterioro en la gestión de captación y colocación de créditos con el consiguiente impacto negativo sobre la oferta de créditos a los diferentes sectores económicos", advirtió la CNI.

Asimismo, los industriales señalan que el periodo de gracia de 6 meses afectará negativamente la "cultura de pago" que durante décadas se cultivó en la economía boliviana. "Las decisiones de política pública deben velar no sólo por el corto plazo y unos sectores, sino por el largo plazo y el conjunto de los sectores de la economía boliviana", señaló.

"El sector industrial se verá afectado por la decisión gubernamental, puesto que el acceso a financiamiento es vital para nuestra reactivación", añade el comunicado de la Cámara.

Finalmente, la CNI exhortó al Gobierno a asumir un rol de promotor de la iniciativa privada antes que deteriorarla "y de esta forma sector público y privado contribuyan a salir de la actual crisis económica generada por la pandemia del COVID-19".

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad