Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 16:35

La CEPB califica de político y discriminatorio el acuerdo del aumento salarial con la COB

Alertaron que el incremento salarial tendrá un efecto grave sobre las empresas, especialmente las mypes, que se evidenciará en pérdida de fuentes de trabajo, informalización y precarización laboral, insostenibilidad económica y financiera y la imposibilidad de realizar nuevas contrataciones e inversiones
El presidente de la CEPB, Luis Barbery
El presidente de la CEPB, Luis Barbery
La CEPB califica de político y discriminatorio el acuerdo del aumento salarial con la COB

Los empresarios privados de Bolivia calificaron de "un acuerdo político"  el incremento salarial definido ayer entre el Presidente, Luis Arce y la Central Obrera Boliviana, y reiteraron que la medida tendrá consecuencias negativas en el plano económico y social, serán de entera responsabilidad del gobierno y de la dirigencia de los trabajadores.

Tras un análisis interno realizado esta mañana, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) alertó que el incremento salarial tendrá un efecto grave sobre las empresas, especialmente las mypes, que se evidenciará en pérdida de fuentes de trabajo, informalización y precarización laboral, insostenibilidad económica y financiera y la imposibilidad de realizar nuevas contrataciones e inversiones, "lo que derivará en problemas sociales, ocasionados por la desocupación y sus secuelas", afirma una nota de prensa.

Los privados mencionaron también que en la actual situación de crisis, los niveles de incrementos salariales impuestos (3% al básico y de 4% al mínimo nacional) son inadecuados, y precisan que ni el mismo sector público permite su aplicación a todos los funcionarios del Estado.

"Esto es, además, una inaceptable discriminación contra el sector privado, sobre todo contra las pequeñas y medianas empresas, así como a aquellas que pertenecen a distintas regiones y rubros productivos, a las que se les obliga a incrementar los salarios, sin ninguna excepción y sin considerar la situación económica que atraviesan", señala.

Asimismo, reclamaron por un nuevo incumplimiento del Convenio Nº 131 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que dispone la obligación que tiene el Estado de realizar consultas exhaustivas a las representaciones de trabajadores y empleadores antes de decidir aumento del salario mínimo.

Finalmente, y tras conocerse una lista de normas laborales que se están considerando para ser promulgadas el 1º de mayo, la CEPB considera que estas leyes impulsadas por la dirigencia de la COB "pueden debilitar las relaciones entre trabajadores y empleadores, poniendo en riesgo los esfuerzos por garantizar la viabilidad del sector productivo y reactivación económica del país".