Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:21

Marcha convocada por el MAS termina con iza de la wiphala en la Gobernación cruceña

Con cánticos en contra del gobernador Luis Fernando Camacho, decenas de seguidores del partido de Gobierno efectuaron la movilización en defensa de la wiphala después de que el 24 de septiembre fue retirada de uno de los mástiles de la plaza principal cruceña.

Centenares de personas protestan en las puertas de la Gobernación.
Centenares de personas protestan en las puertas de la Gobernación.
Marcha convocada por el MAS termina con iza de la wiphala en la Gobernación cruceña

Una marcha convocada por el Movimiento Al Socialismo (MAS) en Santa Cruz llegó hasta la Gobernación a donde los manifestaron se entraron para izar la wiphala en el frontis del edificio.

Con cánticos en contra del gobernador Luis Fernando Camacho, decenas de seguidores del partido de Gobierno efectuaron la movilización en defensa de la wiphala después de que el 24 de septiembre fue retirada de uno de los mástiles de la plaza principal cruceña.

Los marchistas lograron entrar al edificio con una escalera y en un balcón izar la bandera. Luego, al retirarse, botaron huevos al edificio cuya puerta principal se mantuvo cerrada mientras se encontraba ahí la gente movilizada.

La movilización forma parte de las acciones del partido de gobierno en rechazo a los incidentes ocurridos el 24 de septiembre en Santa Cruz, donde la wiphala fue retirada después de que el presidente en ejercicio David Choquehuenca izara el símbolo patrio.

Los marchistas arrojaron además huevos en la puerta de ingreso y pintarrajearon el piso de ingreso con letreros alusivos a sus demandas. 

El Secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación acusó por la protesta a un "grupo de vándalos delincuentes", puesto que se puso en peligro a personas que realizaban trámites y funcionarios. 

"No vamos a permitir lo que ha ocurrido hoy día, que ha sido un asalto de forma criminal, de forma dolosa", afirmó.

Suárez indicó que se ha instruido a los funcionarios no responder a lo que consideró como actos de provocación. Anunció que para el futuro se tomarán previsiones. 

Explicó también que se ha determinado bajar las banderas izadas por los manifestantes, porque si bien su símbolo patrio no era la manera de hacerlo son permiso y de forma violenta.  

Manifestó que lo ocurrido le causa indignación y denunció que hubo personas pagadas que participaron de la manifestación.