Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de mayo de 2021
  • Actualizado 08:31

CC pide pacto por la paz y liberar a Áñez; en el MAS ven demagogia

Su propuesta “Bases para la Paz y Reconciliación” comprende seis puntos que también incluyen la renovación de la justicia y la investigación de los hechos de violencia entre 2019 y 2020.

El líder de CC, Carlos Mesa, junto a la bancada, en conferencia de prensa. APG
El líder de CC, Carlos Mesa, junto a la bancada, en conferencia de prensa. APG
CC pide pacto por la paz y liberar a Áñez; en el MAS ven demagogia

La alianza Comunidad Ciudadana (CC) presentó ayer su propuesta de “Bases para la Paz y Reconciliación”, que comprende seis puntos, entre los que se destaca la liberación de la expresidenta Jeanine Áñez y otras exautoridades. Desde el Movimiento Al Socialismo (MAS) califican la medida como demagógica.

El líder de CC, Carlos Mesa, dijo, según ERBOL, que entre los objetivos está pacificar el país, superar la dicotomía entre “fraude” y “golpe”, la renovación en la justicia e investigar los hechos de violencia registrados entre 2019 y 2020, abriéndose incluso a viabilizar juicio de responsabilidades en consenso. 

Ratificó la visión que tiene la alianza respecto a las elecciones de 2019, pero señaló que el país “está empantanado en un camino de vista de pasado que no le está haciendo ningún bien”.

“La dicotomía, la diferencia, la ruptura entre visión ‘fraude-golpe de estado’ está generando un punto muerto que le está haciendo profundo daño al país, por eso creemos que la viabilización del mayor interés de la patria es ser capaces de superar esa división y establecer una mirada de futuro”, afirmó.

PLANTEAMIENTOS

El primer punto planteado por CC es “superar la polarización política que generan los discursos antagónicos entre fraude electoral y golpe de Estado, dejando de lado todas las acciones de confrontación, judicialización y persecución que la acentúen y potencien y, como consecuencia de ese espíritu, liberar a los presos políticos”.

En el segundo punto, propone reconocer las Elecciones Generales de 2020, en las que ganó Luis Arce y se eligió a los actuales asambleístas, como el elemento clave que resuelve ese antagonismo. 

El tercer punto es “renovar el Ministerio Público y el Órgano Judicial, incorporando nuevos fiscales y jueces que garanticen independencia, imparcialidad e idoneidad, como premisa fundamental para la administración de la justicia en todos los ámbitos, especialmente en los casos de violaciones a los derechos humanos”.

En el cuarto lugar, propone la investigación y juzgamiento de todos los hechos de violencia ocurridos en el período que va del 20 de octubre de 2019 al 18 de octubre de 2020, sin sesgos ni parcializaciones, derogando las normas que generen impunidad. 

El punto cinco plantea que la Asamblea Legislativa Plurinacional sea el actor político principal para la renovación total del sistema fiscal y judicial, mediante acuerdos y consensos entre el MAS, CC y Creemos. Además, propone “viabilizar los juicios de responsabilidades que correspondan, dentro del marco de estas bases”. 

El sexto punto es “reponer los dos tercios en los reglamentos de ambas Cámaras, para garantizar y respetar la representación democrática expresada en el voto popular”.

ACUERDO

La alianza CC anunció que, si se lograra un acuerdo nacional de paz entre los actores políticos, regionales, cívicos, sociales y económicos sobre dichas bases, participará decididamente para concretarlo.

“Está en manos del gobierno del MAS, del presidente, del vicepresidente, de su ministro de Justicia, de quienes tienen la responsabilidad de comprender que este es un espacio planteado para cambiar nuestra actitud, la actitud de todos. Comunidad Ciudadana asume esta responsabilidad y este compromiso esperando una respuesta el gobierno”, agregó.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, calificó como “demagógicas” las propuestas de la alianza CC, sobre todo por pretender la renovación total de las autoridades del sistema judicial y la reposición de los 2/3 en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), entre otros aspectos.

“Es algo que solo intenta posponer en tiempos. Se tiene que buscar justicia como el pueblo boliviano nos ha pedido y en este momento se está trabajando en eso”, dijo, según un reporte de la Cámara de Diputados.

En ese sentido, Mamani, convocó a CC a sumarse al seguimiento de las investigaciones respecto al esclarecimiento de las muertes de 36 personas durante el Gobierno de Áñez.

En relación a que se restablezca los 2/3, Mamani explicó que la modificación realizada por la anterior legislatura no vulnera la Constitución Política del Estado y por lo tanto “no afecta en nada de las decisiones que podamos hacer en pro o en contra del país”, puntualizó.

Con planificación y un manual

El presidente del Estado, Luis Arce, aseguró que el “golpe de Estado” que denuncia tuvo varios meses de planificación y que había un manual ya estructurado.

“El golpe fue muy bien planeado. Había un manual que tenían que seguir ellos. No creo que años, pero sí meses de planeamiento”, sostuvo en una entrevista con TV UNAM en México.

Indicó que uno de los artífices fue el excívico y gobernador electo de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

"Hay caras visibles del golpe de Estado. Está el señor (Luis Fernando) Camacho. Hay un video, no estamos inventando. Hay videos donde él explica quién había sido el que le ayudó a hacer toda la movilización y el desmonte (sic) de las Fuerzas Armadas; él habla de su padre, inclusive”, argumentó.

Para Arce, otro de los actores fue la Organización de Estado Americanos (OEA). La instancia que lidera Luis Almagro denunció un “fraude monumental” en las elecciones anuladas del 18 de octubre.

“La OEA contribuyó de manera muy clara cuando señalaba algunas irregularidades en las elecciones sin fundamento y nunca se pudo comprobar”, denunció la autoridad.

Además del movimiento cívico y el organismo internacional, Arce identificó a los partidos de oposición por lo que pidió que las investigaciones den con los responsables de generar inestabilidad en el país, inmediatamente después de las elecciones presidenciales.

En noviembre de 2019, se registró una crisis postelectoral y la salida del entonces presidente Evo Morales del Gobierno.