Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 12:46

Del Castillo recibe la confianza de la ALP y afirma: “Añez, López y Murillo son sinónimos de corrupción y muerte”

El Ministro de Gobierno en la ALP. Oxígeno
El Ministro de Gobierno en la ALP. Oxígeno
Del Castillo recibe la confianza de la ALP y afirma: “Añez, López y Murillo son sinónimos de corrupción y muerte”

En una polémica sesión, que incluso llegó a interrumpirse por agresiones físicas entre los legisladores, el ministro de Gobierno, Carlos Eduardo del Castillo, recibió la confianza de la mayoría de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), tras responder las preguntas de la interpelación por la detención de la expresidenta Jeanine Añez dentro del caso ‘golpe de Estado’.

“ALP ratifica su confianza al ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, tras su interpelación con relación a la detención de Jeanine Añez”, confirmó la Cámara de Senadores mediante su cuenta de Twitter.

Durante su intervención, Del Castillo fue enfático en señalar que en el país no hubo un fraude electoral, sino un golpe de Estado y aprovechó la oportunidad para “honrar” y pedir justicia por las víctimas de las “masacres” de Sacaba, Senkata y pedregal ocurridos durante el Gobierno de Añez.

Precisamente, Del Castillo invitó a los familiares de los fallecidos a presenciar su acto de interpelación, hecho que también generó polémica con las bancadas opositoras, quienes lo acusaron de buscar generar tensión y confrontación para eludir  los temas que debía responder.

En ese sentido, Del Castillo aseguró que se respetaron todos los procedimientos legales para la detención de Añez y garantizó que se respetan los derechos y se garantiza el debido proceso para la exmandataria.

No obstante, llamó a las bancadas de oposición, Creemos y Comunidad Ciudadana, a no solo apoyar el juicio de responsabilidades contra Añez, sino a denunciar sus “actos de corrupción” como el del caso gases lacrimógenos y el caso respiradores.

“Añez, López y Murillo son sinónimos de corrupción y muerte. Entraron a robar desde el primer día, lo dicen gobiernos e investigaciones extranjeras, como la de Estados Unidos”, aseveró, en referencia a la detención de su antecesor, Arturo Murillo, en suelo norteamericano acusado por los delitos de soborno y lavado de dinero.

Asimismo, pidió a la oposición dejar de defender al ‘clan mafioso’ liderado, dijo, por Añez y sus más cercanos ministros. Señaló que quienes salen en defensa de las exautoridades son ”parásitos” y “cómplices de la corrupción”

 “Señoras y señores asambleístas interpelantes, tanto ustedes como nosotros y todos los presentes, no estamos aquí para proteger a una persona o a un clan mafioso ligado a la corrupción, estamos aquí para levantar este país de los escombros en lo que los dejaron, estamos para reconstruir un país, para generar la reconciliación, pero con justicia”, afirmó.

Desacredita el informe de la OEA e insiste que no hubo fraude

Por otro lado, en su interpelación  Eduardo Del Castillo también desacreditó el informe presentado por la OEA EL 2019, que identificó ‘orregularidades’ en las elecciones del 2019 y derivó en la renuncia del expresidente Evo Morales, tras conflictos sociales y una ‘recomendación’ de la policía y las FFAA.

La autoridad en su intervención señaló que el fundamento más concurrido utilizado por la oposición para afirmar que hubo irregularidades en las elecciones de 2019 es el informe realizado por la Organización de Estado Americanos (OEA), sin embargo, el mismo, dijo, resulta endeble y carece de veracidad.

“No comprueba un fraude y mucho menos lo menciona, (…) se presentó de manera preliminar, acelerada e incompleta con el único objetivo de provocar desestabilización en el país. Además, que el mismo informe es inconsistente en sus apreciaciones”, afirmó.

El Ministro llamó a los interpelantes a ingresar en un plano “científico, técnico y metodológico” con el fin de entender cabalmente el informe realizado por esta entidad internacional. Manifestó que el informe de la OEA detectó 226 actas con supuestas adulteraciones de una muestra de 4.692, lo que representa el 0,6% de las 35 mil actas que hubo en los comicios en todo el territorio nacional.

Seguidamente el ministro realizó un “minucioso análisis” comparativo entre las estadísticas de las elecciones de 2019 y 2020, específicamente en los recintos electorales donde se encontraron las 226 actas observadas, estas corresponden a 86 centros de votación distribuidos en 47 municipios del país.

“En la parte de adelante en la primera columna podrán evidenciar, todas y cada una de las actas de las elecciones 2019, y en la columna 2 podrán evidenciar todas y cada una de las actas de la gestión 2020. La persona que guste, puede cotejar toda esta documentación y evidenciar y demostrar cuál de ellas está fraguada”, instó el ministro a los asambleístas interpelantes.   

Según el informe de la OEA existían centros de votación con porcentajes muy altos para el Movimiento Al Socialismo lo que constituía “indicios de fraude electoral”, sin embargo, el Ministro afirmó que al comparar las cifras de ambas votaciones (2019-2020) el MAS incrementó su apoyo electoral en las mesas donde supuestamente existían irregularidades.

 “Les invito a revisar acta por acta del 2019 y del 2020 y ver una por una, dónde están las observaciones. Aquí tengo las decenas de miles de actas, veamos una por una, y van a ver, y comprobar con sus propios ojos que nunca hubo un fraude electoral y que parte del pueblo boliviano fue objeto de una mentira”, aseveró la autoridad. 

La interpelación se desarrolló en el hemiciclo de la Cámara de Diputados con una amplia participación de legisladores de las diferentes fuerzas políticas que componen la Asamblea Legislativa Plurinacional.