Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:52

Del Castillo reaparece y niega alerta migratoria para Camacho

El ministro Eduardo del Castillo en conferencia de prensa. ERBOL
El ministro Eduardo del Castillo en conferencia de prensa. ERBOL
Del Castillo reaparece y niega alerta migratoria para Camacho

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, reapareció ayer, después de más de una semana, tras las denuncias de nepotismo y frases polémicas, para desmentir que exista una alerta migratoria contra el excandidato a la presidencia y exlíder cívico, Luis Fernando Camacho, su padre y altas autoridades militares y policiales.

Dijo que el Gobierno está enfocado en reactivar la economía y pidió dejar de politizar este tema. "Ante las denuncias de que existiría una alerta migratoria en contra del señor José Luis Camacho Parada, Luis Fernando Camacho Vaca, Flavio Gustavo Arce San Martín, Carlos Orellana Centellas, Vladimir Yuri Calderón, William Torrez tenemos el informe 07 de migración, que no cursa ningún requerimiento fiscal, ninguna orden judicial para proceder con las alertas migratorias", indicó.

Del Castillo salió a negar esa situación después de que el fiscal Omar Mejillones aseveró, un día antes, que se había efectivizado la alerta migratoria en contra de los Camacho y otros denunciados por un presunto “golpe de Estado”, con el objetivo de evitar que salgan del país.

El caso se abrió a denuncia de la exdiputada del MAS, Lidia Patty y fue admitido. Mejillones sostuvo que se convocará a declarar como “víctimas” a Evo Morales y Álvaro García Linera. A inicios de mes, fue denunciado por nepotismo tras un informe de la Contraloría que develó que su esposa trabaja en Agetic. Se anunció una investigación, sin embargo no hay resultados. Desde entonces, las apariciones públicas fueron limitadas. Del Castillo también fue cuestionado por su respuesta con ironía a la consulta de los  medios sobre el impuesto a las grandes fortunas y una publicación en Twitter sobre la exsenadora Eva Copa.