Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:52

Caso Silala: cívicos de Potosí culpan a Evo Morales por ser 'causante de la demanda'

En junio de 2016, Chile demandó a Bolivia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que declare que las aguas del Silala son parte de un río internacional del cual tiene derecho a su uso.

Las aguas del Silala se encuentran entre Bolivia y Chile. ARCHIVO
Las aguas del Silala se encuentran entre Bolivia y Chile. ARCHIVO
Caso Silala: cívicos de Potosí culpan a Evo Morales por ser 'causante de la demanda'

Desde el Comité Cívico Potosinista culpan el expresidente Evo Morales por ser el 'causante de la demanda' que interpuso Chile contra Bolivia por las aguas del Silala.

El presidente del ente cívico, Ricardo Ramos, indicó que estaríamos en una desventaja porque la Cancillería boliviana no estaría llevando la demanda como debería.

“(En el Gobierno de Evo Morales) no hubo una política de Estado por parte de la Cancillería Nacional, la misma hizo que a esta altura fracase una situación de soberanía respecto a la posición de las aguas del Silala, lo más preocupante es que la irresponsabilidad del expresidente, el señor Evo Morales, ha hecho que el Estado chileno nos demande y estemos en una situación muy complicada”, dijo Ramos.

Según el presidente del Comité de Movilizaciones, el aparato jurídico de la Cancillería debería haber rechazado esta demanda porque “no está respondiendo a la altura de la demanda interpuesta por Chile”.

“Fue mal planteada la contra demanda, la aceptación de la demanda y sobre todo la puesta en juicio nuestra soberanía (…) El único responsable es el señor Evo Morales por su incapacidad y su traición a la patria por haber otra vez entregado nuestros recursos estratégicos”, recalcó.

En junio de 2016, Chile demandó a Bolivia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que declare que las aguas del Silala son parte de un río internacional del cual tiene derecho a su uso.

La Paz respondió con una contrademanda en la que asegura que es un curso artificial impulsado por canalizaciones. En ese contexto, pidió una compensación sobre la base de un acuerdo que rubricaron ambas naciones en el siglo XIX.

En la primera ronda de alegatos orales del juicio por las aguas del Silala. Chile aseguró que no pagará por el recurso hídrico que recibe debido a que le asiste la normativa internacional que regula los cursos internacionales de agua. El 2009 aceptó erogar una compensación, luego de una negociación bilateral.