Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de septiembre de 2020
  • Actualizado 17:21

Caso respiradores: hallan compras apañadas alteración de precios e injerencia de subalternos

La comisión del Legislativo concluyó con su proceso de investigación y la próxima semana presentará los resultados a la Asamblea para su aprobación.

Uno de los respiradores españoles entregados en Cochabamba. ARCHIVO
Uno de los respiradores españoles entregados en Cochabamba. ARCHIVO
Caso respiradores: hallan compras apañadas alteración de precios e injerencia de subalternos

La Comisión Mixta de la Asamblea que investigó la compra de respiradores, insumos y equipos para la lucha contra el coronavirus COVID-19 con supuesto sobreprecio, identificó tres irregularidades. Los legisladores advirtieron de compras apañadas, alteración de precios en los procesos administrativos a nivel del Órgano Ejecutivo y la intervención de personal subalterno de algunas instituciones en las órdenes de compra, procesos de contratación y distribución.

El informe se encuentra listo y la próxima semana se pondrá en consideración de la Asamblea Legislativa para su aprobación o rechazo en el pleno.

El documento, explicó el presidente de la comisión, Ciro Zabala, citado por ERBOL, no cuenta con el descargo de los ministros del Ejecutivo, quienes se resistieron a coadyuvar en el proceso, sin embargo se tienen al menos unas 7.000 fojas con información valiosa de otras instancias. Asimismo, recordó que solo dos personas acudieron a la comisión para realizar su declaración informativa. Se trata de Fernando Humérez y Fernando Valenzuela, quienes se encuentran con detención preventiva en la cárcel. El primero es el empresario que hizo de intermediario para la compra y el otro es el director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Salud.

“El resto no ha querido venir, se les han presentado todos los requerimientos y ni una sola persona o habiendo estado en funciones de gobierno, ha venido a querer hacer su declaración. No tenemos información de primera mano de ellos, pero para eso está el Ministerio Público y la Contraloría que establecerán las sanciones”, declaró a los medios de prensa.

Explicó que la comisión investigó el caso “respiradores I” sobre la compra de 170 respiradores españoles y “respiradores II” sobre los 324 equipos de procedencia china.

También investigó el problema de la falta de oxígeno, la provisión de insumos y equipos para la Caja Nacional de Salud y la compra y distribución de material e insumos a nombre de la pandemia de funcionarios subalternos de varias carteras de Estado.

“Demostramos que se cometieron muchas vulneraciones de la ley y además fueron apañadas por alteraciones en los precios y en los procesos, lo que lleva a actos de corrupción flagrantes que son muy claros”, afirmó.

En cuanto a la supuesta falta de oxígeno, el senador manifestó que no fue el bloqueo la causa, sino una falta de previsión de parte del gobierno. También la comisión se sorprendió porque muchas órdenes de compra fueron realizadas por subalternos de algunos ministerios.

La investigación principal estuvo enfocada en la adquisición de 175 respiradores españoles a la intermediaria IME Consulting en una compra por cerca de 4.7 millones de dólares, que llegaron a Bolivia en mayo pasado, donde se denunció un presunto sobreprecio de cerca de tres millones de dólares.

Este caso se encuentra en su etapa final en la Fiscalía y se espera la acusación formal para el inicio del juicio. Son siete personas involucradas, de las cuales dos están en la cárcel y cinco con detención domiciliaria, incluidos el exministro de Salud Marcelo Navajas y el excónsul de Bolivia en Barcelona (España) Alberto Pareja.

La investigación es por presuntos delitos como contratos lesivos al Estado, contra la salud y asociación delictiva.

Bolivia pagó cerca de 2.2 millones de dólares por la adquisición de los respiradores españoles y el Gobierno transitorio busca conciliar con la intermediaria para la devolución del dinero. Este caso es considerado como el mayor escándalo de supuesta corrupción del Gobierno interino de Jeanine Áñez.