Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 03:32

REVELÓ QUE LUIS FERNANDO HUMÉREZ COMPROMETIÓ LA PARTICIPACIÓN DE LA BARRA DE WILSTERMANN

Caso respiradores 1: exministro Cruz dice que empresario ofreció apoyo a campaña de Áñez

El empresario y exdirigente deportivo de Cochabamba, Luis Fernando Humérez tras su aprehensión. APG
El empresario y exdirigente deportivo de Cochabamba, Luis Fernando Humérez tras su aprehensión. APG
Caso respiradores 1: exministro Cruz dice que empresario ofreció apoyo a campaña de Áñez

El exministro de Salud Aníbal Cruz dio a conocer algunos pormenores de su relación con el empresario Luis Fernando Humérez, involucrado en la compra supuestamente irregular y con sobreprecio de 170 respiradores españoles, que derivó en la caída de varias exautoridades del Gobierno de Jeanine Áñez.

Aseguró, según ERBOL, que mientras estaba en el cargo, Humérez intentó acercarse al Gobierno, a través de llamadas telefónicas insistentes e incluso ofreció apoyo para la campaña política de la mandataria.

Según contó, comprometió la participación de la barra brava de Wilstermann, Los Gurkas, y de siete municipios a los cuáles asesoraba.

“Este señor en absoluto me habló de compras, de ventas y todo lo único que se limitaba era a ofrecer sus servicios como ex militante del MAS para apoyar la campaña de Jeanine Áñez, con los Gurkas de Cochabamba, porque él había sido dirigente del Wilstermann y que también tenía asesoramiento a siete municipios”, dijo.

El exministro hizo la revelación con el objetivo de esclarecer sus contactos telefónicos con Humérez, quien está detenido preventivamente acusado de formar parte de un esquema que se benefició del sobreprecio de más de tres millones de dólares.

LA POLÍTICA Cruz contó que conoce al empresario desde 2006 o 2008, cuando los médicos se movilizaban en defensa de la jornada laboral de seis horas y entonces se presentó como diputado suplente del MAS. Un segundo contacto tuvieron cuando asumió el cargo de Ministro de Salud y le llamó para felicitarlo y ofrecerle colaboración para luego hacerlo “mañana, tarde y noche” insistiendo en agendar un encuentro. La insistencia fue mayor cuando Áñez anunció su candidatura.

“Una vez que la presidenta Jeanine decide ir a campaña, otra vez este señor insiste conmigo con que él era asesor, que era exmasista, militante del MAS, del Wilstermann y que tenía a los Gurkas de Cochabamba a su disposición y que tenía prácticamente siete municipios que él manejaba y asesoraba y que quería reunirse conmigo”, relató.

Cruz dijo que en esa oportunidad derivó a Humérez con el jefe de campaña en Cochabamba, porque él prometía dar a la mandataria el apoyo electoral en las siete poblaciones donde asesoraba a los municipios.

Señaló también que el empresario y exdirigente le invitó a una parrillada con los siete alcaldes que asesoraba, pero no aceptó. Sin embargo, el articulador insistió en que se reúnan en un hotel de Cochabamba, donde estaban las autoridades de los municipios y ahí ellos le comentaron sobre la situación de los hospitales, el personal y otros temas similares. Fue el único encuentro, aseguró, y recordó que el alcalde de Colcapirhua le solicitó que se cancele una deuda del Gobierno con el municipio.

Entonces, le dio el número telefónico del encargado jurídico del Ministerio, Fernando Valenzuela, también procesado por el caso respiradores, y el empresario lo anotó.

MÁS LLAMADAS Al dejar su cargo, Cruz dijo que Humérez le insistía con llamadas y hasta lo tentó para emprender una carrera política para Alcalde o Gobernador, pero no estaba interesado. Continuó intentando un acercamiento pidiéndole consultas médicas personales, pero ante el rechazo, le solicitó un “último favor”: que le brinde los números de teléfono de los ministros Yerko Núñez y Arturo Murillo, lo cual generó su molestia y le respondió que no es “telefonista”. 

El exministro recalcó que el ahora procesado nunca le habló de que era proveedor de insumos, sino se limitó a hacer ofertas políticas.

En sus declaraciones, también mencionó que recibió una llamada supuestamente del papá de Humérez, que decía ser dirigente cívico, pero rechazó involucrarse en el asunto.

Finalmente, a tiempo de negar su responsabilidad en la compra de otro lote de respiradores (324), esta vez de procedencia china, que también tiene observaciones de sobreprecio, cuestionó el alto costo, que aseguró será difícil de explicar al pueblo.

Aclaró que su salida del Gobierno se debió, principalmente, a la inseguridad jurídica que existía en la adquisición de bienes y servicios, a lo que se sumó que su estado de salud se estaba deteriorando.

SOLUCIONES Entre tanto, la presidenta del Estado, Jeanine Áñez, reveló el lunes, según Oxígeno, que el Gobierno entabló una negociación para devolver los respiradores adquiridos a la empresa española GPA-Innova o que esa compañía mejore las prestaciones de esos equipos que ya están en el país.

"Con el tema de los respiradores de España, nosotros supimos donde los llevamos de manera inicial y están en depósito, pero estamos esperando que las negociaciones avancen porque tenemos la opción de devolverlos", dijo.

La jefa de Estado explicó que a inicios de la pandemia existía mucha demanda de estos equipos en el mundo y el país los requería de manera urgente para atender a los pacientes con coronavirus COVID-19.

"Ellos (la empresa) tienen un software que podría ya servir y podrían utilizar para terapia intensiva, pero eso es una situación que se la tiene que arreglar con la empresa", explicó.

No obstante, durante esa adquisición se registraron irregularidades que al momento se encuentra en etapa de investigación por parte del Ministerio Público del país.

"Estamos esperando que las acciones avancen", indicó.