Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 21:37

Caso armas: fiscal argentino acusa a jefe de gendarmería por espiar y dirigir la entrega

El armamento que se encontraba en depósitos de la Policía.  ABI
El armamento que se encontraba en depósitos de la Policía. ABI
Caso armas: fiscal argentino acusa a jefe de gendarmería por espiar y dirigir la entrega

El fiscal en lo Penal Económico de Argentina, Claudio Navas Rial, sumó ayer como imputado en la causa por contrabando agravado a Bolivia durante la gestión de Mauricio Macri al comandante de Gendarmería Adolfo Héctor Caliba, considerado como quien coordinó con la policía boliviana el envío de elementos represivos durante los días en los que se produjo la crisis postelectoral, en noviembre de 2019, informaron fuentes judiciales a la agencia noticiosa argentina Telam.

En este expediente ya se encuentran imputados, desde el pasado 16 de julio, 7 exautoridades. Están el expresidente Macri; sus ministros de Seguridad y Defensa, Patricia Bullrich y Oscar Aguad; el entonces embajador en Bolivia, Normando Álvarez García; el exdirector general de la Gendarmería Nacional, Gerardo José Otero; y los entonces directores de Logística y Operaciones de esa fuerza, Rubén Carlos Yavorski y Carlos Miguel Recalde, respectivamente. 

El fiscal acusó a Caliba "en razón del rol que éste habría desplegado en el aeropuerto del Alto, La Paz, en las tareas de recepción del personal de Gendarmería y de los armamentos y municiones aparentemente enviado".

En ese entonces fue el encargado de coordinar con la Policía de Bolivia todos los movimientos previos y posteriores a la llegada del vuelo. Se ocupó de dirigir a una comitiva argentina, escoltada, hasta el aeropuerto y supervisó la carga y descarga del avión que nunca apagó su motor en la madrugada del 13 de noviembre de 2019; según surge de un informe elaborado por el Ministerio de Defensa que ya está incorporado a la causa, según reportó ABI.

Continúa señalando que el comandante es el mismo que el 17 de noviembre de 2019 le envió una nota al entonces director nacional de la Gendarmería, Gerardo Otero, en la que le informaba sobre distintas protestas que por esos días se llevaban a cabo en contra del gobierno de Jeanine Áñez. También le contó sobre una reunión convocada por la conducción de la policía boliviana de la que había participado ese mismo día.

"El tema a tratar fue la posibilidad de colaborar cada institución con la provisión de agentes químicos contra disturbios, en razón que se les está acabando su stock; o bien orientar sobre mecanismos idóneos para una rápida adquisición", dice.

Quienes siguen el expediente sospechan que Caliba es el "uniformado" al que se refirió días atrás el ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo Del Castillo, quien en una entrevista con el diario Página/12 afirmó que lo tenían extraoficialmente identificado, pero que estaban aún buscando grabaciones y documentación oficial.