Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:39

Canelas dice que CC no tiene pruebas del supuesto "fraude" y los acusa de mentir

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, durante una conferencia de prensa. ABI
El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, durante una conferencia de prensa. ABI
Canelas dice que CC no tiene pruebas del supuesto "fraude" y los acusa de mentir

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, afirmó el jueves que Comunidad Ciudadana (CC) miente para desacreditar el cómputo oficial de la votación de las elecciones generales y carece de pruebas para demostrar el "fraude monumental" que denunció su candidato Carlos Mesa.

Canelas reprochó que el vocero jurídico del CC, Carlos Alarcón, salga a decir "cosas falsas" a los medios en un intento por confundir a la población y promover más actos violentos en contra del Tribunal Supremo Electoral (TSE), cuyas oficinas departamentales fueron atacadas, destruidas e incendiadas por un supuesto fraude.

El jueves por la tarde, Alarcón informó que existen unos 100.000 votos cuestionados por el CC de casi 6,5 millones de sufragios emitidos en los comicios del 20 de octubre.

"Lo que le demandamos a Comunidad Ciudadana es que deje de instigar a la violencia. El primer día antes de saber cuál era el cómputo inicial se manda a sus bases a quemar tribunales departamentales y sostienen durante días fraude monumental, fraude monumental, ya vienen las pruebas. Y cuando vemos la rueda de prensa del señor Alarcón, observa 100.00 votos, que significan 1,7 por ciento", dijo Canelas.

La autoridad agregó que los argumentos expuestos por Alarcón no prueban el "fraude monumental" del que habla Mesa, que perdió las elecciones ante el presidente Evo Morales, del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El CC hizo observaciones al sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), pero no al cómputo oficial, que corrige las observaciones u errores que pueda haber en algunas actas.

En ese marco, Canelas reprochó la campaña de desprestigio en contra del TSE.