Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de febrero de 2020
  • Actualizado 02:28

Camacho: La carta de renuncia de Evo será entregada en sus manos y con prensa

El cívico cruceño aseguró que no se moverá de La Paz hasta que el Primer Mandatario le reciba la carta de renuncia en el Palacio quemado y no en la Casa Grande del Pueblo.

El presidente del Comité pro Cívico de Santa Cruz, Fernando Camacho, durante el cabildo de los cocaleros en La Paz. APG
El presidente del Comité pro Cívico de Santa Cruz, Fernando Camacho, durante el cabildo de los cocaleros en La Paz. APG
Camacho: La carta de renuncia de Evo será entregada en sus manos y con prensa

El presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, remarcó este jueves que la carta de renuncia de Evo Morales será entregada en las manos del mandatario y no por ventanilla de recepción de correspondencia.

Camacho llegó anoche a la Sede de Gobierno con la carta de renuncia que deberá firmar Morales, según dijo. El Ejecutivo habilitó una ventanilla en la Casa Grande del Pueblo para que el cívico ingrese el documento.

"Quiero decirle al señor Morales y al ministro de Gobierno (Carlos Romero), que esta carta no va ser entregada en ninguna ventanilla (...), la carta será entregada de manera pública, con los medios de comunicación y de puertas abiertas al señor Morales, para que pueda el pueblo expresar su sentimiento, se pueda hacer la entrega pública de la carta y de la biblia", manifestó en rueda de prensa.

El cívico afirmó que esta tarde sostendrá una reunión con sus similares (cívicos), representantes del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), organizaciones sociales e informarán sobre la fecha y hora de entrega de la carta.

Anunció que la entrega de la carta no será en la Casa Grande del Pueblo, por considerarla lujosa y que representa el odio, el resentimiento y el racismo, sino que lo hará en el Palacio Quemado. Dijo que no se moverá de allí hasta cumplir su cometido.

El cívico cruceño considera que las demandas que presenta no es de un hombre o un departamento, como lo quiere mostrar el Gobierno, sino es un clamor general del pueblo boliviano que está movilizado.

Pidió al Primer Mandatario dar la cara al pueblo y deje de enviar al Vicepresidente o a ministros a dar explicaciones sobre los que ocurre en el país. 

Refirió que no tiene ningún temor a las amenazas que le lanzan y si tiene que entregar la vida o su libertad lo hará por la causa que defiende.

Expresó su solidaridad con la población de Cochabamba que ayer vivió una jornada de enfrentamientos que derivó en la muerte del joven Limbert Guzmán, a quien, dijo, declararán héroe de la defensa de la democracia.

Finalmente mencionó que desconfía de la auditoría que lleva adelanta la Organización de Estados Americanos (OEA) del resultado de las Elecciones Generales del 20 de octubre. Pidió a los representantes de la OEA que, si quieren recuperar la confianza de la población boliviana, primero se pronuncien sobre la consulta que se hizo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre si es un derecho humano o no la repostulación de Evo Morales.