Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 07 de julio de 2022
  • Actualizado 12:08

Camacho afronta crisis de gabinete, pero ratifica a todos sus secretarios que renunciaron

La Gobernación cruceña reconoció la existencia de dicha norma pero que habría sido publicada involuntariamente porque no fue promulgada por el gobernador cruceño
 
El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, en su ingreso a la Fiscalía.  APG
El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, en su ingreso a la Fiscalía. APG
Camacho afronta crisis de gabinete, pero ratifica a todos sus secretarios que renunciaron

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, afrontó una crisis de gabinete después de que todos sus secretarios departamentales pusieron sus cargos a disposición debido al conflicto por la publicación de un decreto que otorgaba funciones de la primera autoridad departamental a otro funcionario, pese a que en ese departamento hay un vicegobernador.

El conflicto comenzó durante el viaje de Luis Fernando Camacho a Brasil.

En la gaceta departamental virtual se publicó el decreto 373 que otorgaba funciones de gobernador a un secretario departamental dejando al margen al vicegobernador Mario Aguilera en ausencia de Camacho.

La Gobernación cruceña reconoció la existencia de dicha norma pero que habría sido publicada involuntariamente porque no fue promulgada por Luis Fernando Camacho.

Esta acción calificada como una "falta de confianza" del gobernador en su sucesor inmediato generó una polémica al extremo de que el MAS presentó una denuncia en la Fiscalía contra Camacho por incumplimiento de deberes y otros delitos.

El "pecado" de Aguilera, el vicegobernador, fue su asistencia a la inauguración de la feria Expocruz en 2021 a la que asistió el presidente Luis Arce. Camacho no fue a ese evento de gran relevancia para el departamento de Santa Cruz.

Camacho intentó explicar por qué designó a un secretario como sucesor interino. "Como estaba de viaje y se iba a quedar el vicegobernador, teníamos en mente que cumpla una agenda intensa en provincias. Eso significa que el secretario pueda cumplir algunas funciones (…) transfiriéndole algunas de las competencias, lo que no significa que le vicegobernador se quede sin competencias", explicó.

"Las competencias que hemos dirigido al secretario de la Gobernación son del día a día, para que no se frene la situación por la agenda que pueda tener el gobernador (interino)", complementó.

Con la polémica instalada, el gobernador acusó al MAS y Demócratas (del exgobernador Rubén Costas) por una supuesta "desinformación" sobre la sucesión en el ejecutivo departamental de Santa Cruz.

Sobre su relación con el vicegobernador Mario Aguilera dijo que no existe ningún problema. "No me lo impuso nadie, yo lo invité para que sea candidato y no tengo ningún problema. Si hubiera alguna acción de corte de competencias hay que decirle pero no es el caso" respondió.

Camacho convocó ayer a su gabinete de secretarios departamentales y éstos pusieron sus cargos a disposición, pero éste ratificó a todos y señaló que no aceptaba ninguna renuncia.

Según dijo, los secretarios hicieron un gran trabajo porque son técnicos, honestos y ponen "alma, vida y corazón en el trabajo", y que su administración habría tenido la mejor ejecución de la historia y hasta el momento ya cumplió con el 40% de su oferta electoral.

La autoridad pidió acabar con la desinformación y anunció que su asesor de campaña presidencial y de la campaña para la Gobernación, Federico Martínez, ya no será consultado por sus secretarios, como había ocurrido hasta el momento, informó Asuntos Centrales.