Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 15 de octubre de 2019
  • Actualizado 20:33

Buscan a niño de Potosí que envió un mensaje de aliento a bomberos en una botella

Los guardaparques estuvieron por alrededor de 47 días en campo con dos brigadas realizando extensión rural y combate directo del fuego que amenazaba ingresar a la región Amo del Monte.

Mensaje en una botella de agua.
Mensaje en una botella de agua.
Buscan a niño de Potosí que envió un mensaje de aliento a bomberos en una botella

El Área Protegida Kaa-Iya del Gran Chaco de Bolivia se puso en campaña para encontrar a un niño o niña de Potosí que, a través de una botella plástica de agua, mandó a las zonas afectadas por los incendios un mensaje alentando a los bomberos. 

La botella llegó como parte de toda la ayuda voluntaria que desde todas las regiones del país fue enviada a la Chiquitanía y al Chaco.

El mensaje fue escrito a mano en una hoja cuadriculada probablemente por un niño o niña de seis o siete años. Pegado a la botella dice textual: "Gracias señores. Bomberos superhéroes. Potosí ayuda a la Chiquitanía. Son superhéroes".

“Acabo de ver este mensaje y se me partió el alma porque increíble que desde Potosí hubiera llegado esta botella de agua hasta el Chaco cruceño-boliviano, se siente cómo la conservación nos une...”, dijo Jorge Banegas, jefe de Protección del Área Protegida Kaa-Iya del Gran Chaco, según difundió la página de Facebook del área protegida.

Agregó que todos en Kaa-Iya quieren conocer al niño o niña "que con la mano del corazón y la tinta del alma, escribió este hermoso y significativo mensaje en la botella de agua que nos hicieron llegar como apoyo para nuestros guardaparques capacitados como bomberos forestales".

Los guardaparques estuvieron por alrededor de 47 días en campo con dos brigadas realizando extensión rural y combate directo del fuego que amenazaba ingresar a la región Amo del Monte.

"Ojalá podamos encontrar a este ser divino bendecido por Dios y el Iya, porque queremos aplaudir y reconocer públicamente su amor a la flora y la fauna. Porque estos niños son un ejemplo, son una esperanza, ellos serán quienes protegerán el futuro de nuestro patrimonio natural y cultural", señaló Banegas.