Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 23:46

Buscan extradición de López desde Brasil vía Interpol o de cooperación

El exministro de Defensa, Luis Fernando López. ARCHIVO
El exministro de Defensa, Luis Fernando López. ARCHIVO
Buscan extradición de López desde Brasil vía Interpol o de cooperación

El exministro de Defensa, Fernando López, es buscado por el Gobierno que activó dos vías para lograr su extradición desde Brasil, en busca de procesarlo por la compra con presunto sobreprecio de gases lacrimógenos, vínculos con el narcotráfico, el caso denominado golpe, entre otros.

Así lo informó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, citado por Oxígeno, al señalar también que López es parte de un “clan mafioso” del que también formó parte Arturo Murillo, quien se encuentra actualmente detenido en EEUU, acusado por sobornos y lavado de dinero. Su audiencia cautelar es el 9 de julio y enfrenta una pena de hasta 20 años de cárcel.

“Hemos solicitado la extradición por dos vías, una a través de Interpol y otra vía que es la de la cooperación entre Estados. Esperamos entre los siguientes días nos puedan dar un comunicado oficial sobre la extradición del señor López Julio que se encuentra en el país vecino del Brasil”, afirmó.

Una investigación del Departamento de Justicia de los EEUU corroboró que altos funcionarios de los ministerios de Gobierno y Defensa, durante la gestión de Jeanine Áñez, están involucrados en una red junto a una empresa intermediaria de ese país, con un millonario sobreprecio.

Entre tanto, Áñez, a casi tres meses de su encarcelamiento, afirmó que los procesos en su contra son parte de una “venganza política” y que se encuentra en “total indefensión”.

Alertó de un intento de mantenerla detenida “inventando” nuevos casos en su contra y denunció al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

“Si el deterioro de mi salud, exigiendo independencia de poderes y una justicia imparcial, tiene estas consecuencias, tengo la seguridad que no será en vano, los bolivianos merecen respeto y que el gobierno no use al sistema judicial como venganza política”, sostuvo.