Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 02 de marzo de 2021
  • Actualizado 22:43

En Brasil, Pedro Montenegro es sentenciado a 11 años y 8 meses de prisión por narcotráfico

La información fue difundida a través de la página Jusbrasil, plataforma donde se comparte información judicial del país vecino. 
La Policía Pedro Montenegro tras su captura en Santa Cruz. Archivo
La Policía Pedro Montenegro tras su captura en Santa Cruz. Archivo
En Brasil, Pedro Montenegro es sentenciado a 11 años y 8 meses de prisión por narcotráfico

Pedro Montenegro Paz, quien en 2019 desató un escándalo por haber obtenido una doble identidad y por sus relaciones con jefes policiales y autoridades judiciales dentro de su actividad de narcotráfico, fue condenado en Brasil a 11 años y 8 meses de prisión, precisamente por el delito de tráfico internacional de drogas.

La información fue difundida a través de la página Jusbrasil, plataforma donde se comparte información judicial del país vecino, a la que tuvo acceso Unitel.

Tras la filtración de un audio y la aparición de fotografías de Montenegro, quien en 2009 obtuvo la identidad falsa de Pedro Hofmann Sainz, con el excoronel de policía Gonzalo Medina, exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, y con el capitán Fernando Moreira, autoridades gubernamentales y policiales ejecutaron una intensa búsqueda del narcotraficante.

Medina incluso condecoró a Montenegro por haber hecho algunas mejoras en recintos policiales y haber habilitado espacios para el entrenamiento de efectivos. Al narcotraficante también se le acusó de haber tenido nexos con un magistrado del Tribunal Supremo de Justicia.

Por haber otorgado una doble identidad a Montenegro, fueron investigados y procesados un juez de provincia de Santa Cruz y personal del Servicio de Registro Cívico (Serecí) y del Servicio General de Identificación Personal (Segip).

Ante la intensa búsqueda y la presión sobre la familia, Montenegro se entregó a la Policía Boliviana el 11 de mayo de 2019, en el periodo gubernamental de Evo Morales. Posteriormente, el 29 de noviembre del mismo año, este narcotraficante fue extraditado a Brasil, ya durante el gobierno de la presidenta transitoria Jeanine Añez, para que sea juzgado por delitos de narcotráfico.

Para el dictamen de la sentencia de Montenegro, según Jusbrasil, se tomó en cuenta la declaración del delegado de la Policía Federal de Brasil en Bolivia, que indicó que esta persona estuvo comprometida con un gran esquema de corrupción policial, en Santa Cruz de la Sierra, que culminó con la detención de Medina, quien es investigado por presuntamente recibir los salarios de varios traficantes, entre ellos, Montenegro, quien pagó mensualmente para no ser arrestado.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad